2/6/07

Funny Games


























Bestialidad austríaca


Ficha técnica:


Director: Michael Haneke
Productor: Veit Heiduschka
Guión: Michael Haneke : Andreas Prochaska / Intérpretes: Susanne Lothar (Anna),
Ulrich Mühe (Georg), Arno Frisch (Paul), Frank Giering (Peter), Stephan Clapcynski (Schorschi), Doris Kunst (Gerda), Christoph Bantzer (Fred), Wolfgang Glück (Robert), Susanne Meneghel (Gerda Schwester), Monika Zallinger (Eva)
Nacionalidad y fecha: Austria 1997 /
Duración y datos técnicos: 108 min. Color





Sinopsis
En un camping, un par de muchachos van a uno de los apartamentos a pedir unos huevos. Ese sólo es el inicio de una vorágine de horror y muerte.


¿ Señora, me puede dejar un par de huevos ?


Michael Haneke dió el salto a la "fama" con este film, que se llevó la palma de oro en el festival de Cannes '97. Haneke nos propone una versión propia de la Naranja Mecánica de Kubrick. De hecho, las comparaciones son intevitables: ambas tienen un personaje líder y a otro/s que no dejan de ser títeres y algo estúpidos, ambas tocan el tema de la violencia juvenil ( incluso algo extrema) y en ambas, la violencia se presenta no tal cual, sino con cierta sutileza. En toda la pelicula, los dos chicos no dejan de ser relativamente amables y correctos, lo que da cierto miedo comparar a ésa persona ciertamente educada y correcta, con lo que son capaces de hacer. Son corderos en piel de lobo. Las dos también comparten una cosa: que a pesar de ser duras, no muestran,casi, ninugan escena desagradable: sólo la introducen o no la muestran explicitamente, como pasa en esta pelicula, que las torturas de los chicos no sse suelen ver, pero sí oír, que quizás es peor. Si algo logra el film es llegar a ponerte en tensión, la extrema cortesía de los chicos y la crudeza de los hechos es realmente algo casi grotesco. También es, si más no curioso, el hecho de que el espectador también partcipa en ella, ya que más de una vez, hablan directamente a la cámara, lo que da a pensar como si el espectador fuése cómplice del acto y también de inseguridad, porque toda la pelicula tiene un estilo muy casero y simple, lo que la hace más real. Un film, que a pesar de tener algunos que no comentaré para destruipar nada, vale la pena para todo aquél que quiera algo más después de la obra de Kubrick, o simplemente si quieres padecer de nervios.