26/8/09

Preview: Moon



Descubre la potencia oculta de DS y la otra cara de la luna en Moon, el último juego de los creadores de Dementium: The Ward.


A pesar que DS se nos vendió como una portátil ideal para los juegos de acción en priemra persona ( sin ir más lejos, la primera tirada de la consola incluida la demo de Metroid Prime Hunters, apodada First Hunt ) lo cierto es que tras seis años de consola, no hay ni una mísera decena. Desastrosos títulos primerizos como GoldenEye: Rogue Agent, shooters on rails como Dead'n'Furious, la bestia parda técnica de Nintendo y NST con un impecable multijugador llamado Metroid Prime Hunters y los diferentes Call of Duty, que han mantenido cierto nivel de calidad. Hay que sumar otra propuesta a tan breve catálogo: Dementium: The Ward, que recientemente llegó a España tras más de un año de espera. Un shooter terrorífico muy especial porque se trataba de la ópera prima de Renegade Kid, un pequeño estudio afincada en la prolífica en videojuegos Texas, con un equipo experimentado en Midway, Acclaim y otros estudio, pero con tan sólo tres miembros. Estos tres caballeros, como High Voltage con The Conduit en Wii, se propusieron hacer un juego atípico en DS y aprovechando parte de su potencial gráfico. Después de ganarse el favor de la crítica y del público con más de 100.000 copias vendidas sólo en USA, Renegade Kid da un paso adelante con su último juego lanzado: Moon.


Moon no es un shooter al uso como era Dementium. De hecho, tiene más de Metroid Prime, con su componente aventurero y de exploración. Y los hechos en los que nos mete el juego favorecen a que esta comparación cobre fuerza. En un futuro lejano, el Mayor Kane, jefe de Operaciones Militares de la Organización de Encuentros paranormales, es enviado a la estación lunar Alpha a descubrir qué ha pasado allí, puesto que encontraron una brecha que llegaba a una oculta base alienígena. Kane pronto se dará cuenta que la luna alberga más de un lado oscuro, y él y su ( efímero ) equipo tendrán que lidiar con la amenaza de ésas extrañas criaturas tecnológicas que emergen de las entrañas del asteroide.



Así recorreremos toda una série de pasillos de la base extraterrestre, buscando qué ha acabado con nuestros compañeros. Los combates se suelen dar en estos escenarios, aunque no todo sea disparar con las siete armas que podemos almacenar. Diferentes puzzles se nos irán planteando, en los que poder usar incluso un pequeño vehículo remoto ( droide de acceso remoto ), cambiando así la perspectiva visual normal por la visión del cacharrito. Además de los interiores de la base alienígena, recorreremos en ocasiones puntuales la superfície lunar con un vehículo adaptado, el Lola RR10.


Renegade Kid ha dotado Moon de un espectacular acabado gráfico completamente en 3D gracias a la versión mejorada de su Renegade Engine, su propio motor gráfico empleado en Dementium. Escenarios con muchísimos más detalles, con luces y sombras, más grandes y con unos constantes 60 frames por segundo. Además de heredado motor gráfico, también hereda el genial sistema de control táctil de Dementium. Sin embargo, hay cosas que se ha quedado por el camino, como la opción de saltar en el juego que fue eliminada puesto que no le encontraban sentido y un modo multijugador, no incluido porque desde Renegade Kid piensan que Moon es una experiencia sólo para un jugador, para que sienta la soledad y amenaza del espacio.

Al igual que con su anterior juego, Moon llega con retraso al viejo continente. Nueve meses más tarde de salir y conquistar América, este mismo viernes 28 lo hará en Europa, gracias a Gamebridge y Rising Star Games ( aunque en España es NamcoBandai Partners quiñen lo edita ). A 30e y en perfecto castellano, toda una prometedora joya especial en la pequeña de Nintendo.