9/4/09

Preview: Project Zero IV: The Mask of the Lunar Eclipse



Una casa abandonada, Una joven adolescente que se ve obligada a entrar en ella a buscar a sus amigas que han desaparecido. Ritos ancestrales, dolor impregnado en las paredes, almas atadas a lugares y una cámara de fotos. Así es la cuarta entrega de Project Zero.


Rygar y Ninja Gaiden quedaban ya muy lejanos. Y Tecmo necesitaba sabia nueva, franquicias innovadoras que poder explotar por allá finales de los noventa. Una fue Dead or Alive, con sus voluptuosas luchadoras. La otra Project Zero. También presentada por protagonistas femeninos, claro que aquí, más que alegrar la vista a golpe de puñetazo, necesitabas ropa interior limpia tras cada sesión. Junto con Silent Hill, es la saga de survival horror que más miedo ha causado entre miles de jugadores. La pasada generación vio su apogeo, con las tres primeras entregas que pisaron incluso la consola verde de Microsoft, pero no el cubo morado de Nintendo. En su segunda generación de vida, Project Zero enmienda errores y sale en una plataforma de Nintendo, y de forma exclusiva, pues es bajo producción de dicha compañía junto con Tecmo. El desarrollo corre a cuenta de Grasshopper Manufacture, el estudio de Suda 51.




Hace diez años, un loco maníaco secuestra a cinco jóvenes en una mansión de la isla de Rogetsu. El inspector Kirishima fue el responsable de la liberación de las jóvenes. Ellas creían que la pesadilla había terminado ahí, pero diez años más tarde, el terror vuelve cobrándose la vida de dos chichas del grupo. Otras dos, Misaki y Tsukimori, deciden volver a Rogetsu para acabar con aquello que las acecha, pero desaparecen. La ultima superviviente, Ruka Minazuki, forzada por la situación, regresa a Rogetsu a encontrar a sus dos amigas y desvelar que sucedió hace diez años. Así se nos plantea The Mask of The Lunar Eclipse, con una historia que sucede a lo largo de los años y que nos permitira verla desde diferentes prismas de cada uno de los personajes, incluido el inspector Kirishima, que también acaba volviendo a la maldita isla.



La terrorífica mecánica de la saga se mantiene en esta entrega, explorando los diferentes escenarios perfectamente ambientados, resolviendo los diferentes puzzles que se nos planteen y huyendo de los enemigos o haciéndoles frente con nuestra cámara de fotos, Cámara Obscura, la única arma del juego. Nos servirá para hacer desaparecer a los fantasmas que se nos abalancen por sorpresa, cegándolos con la luz y haciéndolos desaparecer. La cámara también sera útil a la hora de resolver puzzles o simplemente iluminando el oscuro entorno que nos rodea. Teniendo en cuenta nuestra madera como fotógrafos, seremos más o menos efectivos eliminando a los espectros con una sola foto o necesitando más de una, así como los diferentes puntos que hagamos con la calidad de dicha foto o usando atributos especiales de esta supercamara, como ralentizar a las apariciones, entre otros. No es simplemente apuntar y listos, hay mucha más complejidad y opciones a la hora de utilizar la cámara obscura.



Grasshopper ha sabido explotar la potencia de Wii, ofreciendo escenarios muy bien recreados a nivel técnico y por descontado, en terrorífica ambientación, con juegos de luces y sombras, ruidos en medio de la noche a lo largo de sus once niveles. Evidentemente influye el hecho que se trate de un juego lineal y con escenarios más bien reducidos, de manera que la carga gráfica puede concentrarse más. Sin embargo, en el apartado de los controles se ha optado por ser más tradicional, moviéndote y haciendo acciones básicas con el wiimote y únicamente moviendolo de izquierda a derecha para apuntar con la linterna. En el modo cámara sucede lo mismo: mover el objetivo se realiza con la cruceta, el zoom se controla con el puntero del wiimote. La única acción más inmersiva que podremos hacer es agitar el wiiimote para sacarnos de encima a los seres que nos atrapen.


Makoto Shibata, productor veterano de la saga, repite en The Mask of The Luanr Eclipse, así como la popular cantante japonesa Tsukiko Amano, que pone la voz de Ruka y también es responsable del tema vocal principal del juego. Por parte de Grasshopper, Goichi Suda es productor y el genial compositor de No More Heroes Masafumi Takada también se ve involucrado en la banda sonora del juego. Nintendo se niega a confirmar su salida occidental, salió en Japón el pasado julio. Sin embargo, la producción y distribución del juego por parte de la compañía en Japón hace bastante impensable que no haga lo mismo en el resto del globo, y menos cuando ha sido una saga que nunca ha tenido problemas a la hora de salir del archipiélago asiático. Lo cierto es que por mucho que digan que ellos no lo distribuyen, que lo presentaran hace unos meses en los showrooms europeos, que se haga publicidad del titulo en ciertas revistas impresas francesas y que Tecmo no tiene distribuidor europeo fijo, sino que cada titulo se negocia, hace bastante lógico que sea Nintendo la responsable de su edición PAL, aunque no quieran desvelarlo antes de hora. Con lo cual, me extrañaría equivocarme cuando digo que este segundo trimestre del 2009 pasaremos verdadero miedo en Wii con Project Zero IV.