15/10/09

Preview: Mario y Sonic: En los Juegos Olímpicos de Invierno


Once millones. Ni una alianza política es más productiva que la que hicieron Nintendo y Sega en 2007. No hay juegos olímpicos oficiales de por medio, pero tampoco son necesarios para que Mario y Sonic vuelvan a batir a sus contrincantes en las listas de ventas con su secuela.


Si hace una década alguien llega a decir que Mario y Sonic compartirian protagonismo en un videojuego, ipso facto se le destierra del país. La unión hace la fuerza, los dos archienemigos por antonomasia son capaces de remover cielo y tierra cuando se juntan. Repito, once millones de juegos vendidos en tan sólo dos años con dos versiones en la calle. La de DS ( supera los cuatro ) y la de Wii ( supera los siete millones ). Claro que, qué esperar de dos astros mediáticos como Mario y Sonic en dos consolas que juntas suman más de 150 millones de clientes potenciales. Visto que ambas partes salen muy beneficiadas ( Sega desarrolla y edita en Occidente. Nintendo hace lo propio en Japón ) no hacer una secuela es poco menso que una insensatez para los accionistas. Y aunque no hayan juegos olímpicos oficiales, siempre puedes sacar una excusa para lanzar la nueva entrega. Esta vez, basandólo en las pruebas invernales. Para una tercera entrega igual se fijan en los paralímpicos.

27 pruebas, entre clásicas y las Fantasía que explicaremos más tarde. Carrera de esquí, bobsleigh, patinaje artístico, carrera de patinaje, salto de esquí, curling y tantos otros, que entre variaciones y los fantasía conforman ése número final. La mecánica del juego no varía respecto a su predecesor, pudiendo elegir las pruebas a nuestro gusto o disputarlas de forma seguida, esta vez con una especie de Modo Campeonato, con ceremonias de apertura y cierre de los Juegos. Darle un poco más de show en resumen. Esta vez, todas las pruebas estarán disponibles desde el principio, y las monedas que consigamos con nuestra perícia servirán para canjearlas por artículos históricos sobre los JJOO, nuevas tablas, nuevos logos, música. En definitiva, todo tipo de pijaditas.





Las pruebas Fantasía, que podríamos definir como variantes arcade muy a lo Nintendo de las pruebas clásicas, con ítems de por medio, sí que se tienen que desbloquear, al contrario que las otras. Otra de las novedades de esta entrega es el uso de nuevas formas de control, como el periférico balance board para pruebas como el bobsleigh o el esquí. Y es que el multijugador, aunque no en línea, es muy importante. La mayoría de pruebas permiten un mínimo de dos jugadores, no siempre en competitivo sino también en cooperativo. En el caso del reiterado bobsleigh ( ése descenso con una canoa por un circuito helado extrañamente famoso en Jamaica ) el vehículo debe dirigirse con la inclinación de los cuatro jugadores.

Más pruebas, más diversión nuevos personajes ( como Donkey Kong ) y algo de demasiado conservadurismo. Pocas novedades de peso se avecinan con el nuevo Mario y Sonic. Ha sido pulido gráficamente, pero veremos si es suficiente. Y también faltará comprobar si el control no es tan desesperante como el anterior y no apesta a juego genérico a kilómetros en ambas versiones. Si realmente merece estar en el podio, lo comprobaremos el próximo día 16 en Wii y DS.