5/5/09

Impresiones: Soul Bubbles y Wanted: Weapons of Fate



Burbujas y balas. Juegos con mucho parafernalia de por medio y otros que al no tenerla pasan desapercibidos. Impresiones de las demos de Soul Bubbles para DS y Wanted: Weapons of Fate para PC.


Soul Bubbles

A la par que en PSP salían autenticas muestras de genialidad y originalidad como Patapon o LocoRoco, en DS también se gestaba una auténtica obra maestra diferente a todas las demás. Sólo que por cuestión de mala suerte ( o de prejuicios a una consola ), el título de
Mekensleep pasó muy desapercibido hace cosa de un año, que es cuando vió la luz. Aunque ya hace unos meses de la edición ( y consiguiente retirada ) de la demo en el Canal Nintendo, nunca es tarde para hablar de los buenos juego ¿ verdad ?

Soul Bubbles podría clasificarse como el
Lost Winds de DS. No sólo coincidieron en fechas de lanzamiento, sino también me mecánica y jugabilidad. En Soul Bubbles encarnas a un pequeño aprendiz de chamán que debe dedicarse a guiar almas hasta que alcancen el Cubo de las Almas. De Lost Winds comparte el uso del viento y las habilidades progresivas de nuestro pequeño protagonista: para recolectar las almas, las debe introducir en burbujas que dibujas con el stylus, decidiendo tu mismo el tamaño que corresponda según requiera la situación. Una vez hecha la burbuja, debes ir moviendola a base de soplidos, pero tranquilo, no tienes que hacerlo en el micrófono, sino simplemente guiar la dirección del soplido y su intensidad, porque piensa que los escenarios están repletos de trampas y peligros enormes si hablamos de frágiles burbujas. Aquí también comparte cierto estilo a lo World of Goo, de ir guiando una serie de elementos por un escenario planteado de tal forma que supone todo un reto llegar al destino. Pero las referencias no se quedan aquí, incluso se podría decir que hereda las transformaciones de Wario en Wario Land. Aquí, el pequeño chamán altera sus habilidades según la careta que lleve puesta: la de diablillo nos permite fragmentar las burbujas o unirlas, por ejemplo.

Una mecánica tremendamente adictiva y jugable, acompañad de un genial diseño de niveles ( al más alto nivel de los plataformas ) y su gusto artístico en la línea. Fondos preciosistas, repletos de color que transmiten la sensación de estar dibujados a mano. Unas 2D como las que ya escasean. Es increíble como después de tanto tiempo transcurrido desde haberlo probado hasta que me he decidido a escribir algo sobre él, sigo teniendo tan buen recuerdo. Eso sólo lo consiguen los grandes.




Wanted: Weapons of Fate

Que un juego basado en una película salga más tarde de su estreno en cines no es porque quieran hacer un mejor juego, no es por justicia artística o moral. Es porque simplemente no han llegado a tiempo, normalmente porque comenzaron demasiado tarde. Esto sucede excepto en las adaptaciones de cine con solera, con diez o veinte años a la espalda, dónde la excusa del tirón suele perder fuerza y las compañías intentan esforzarse algo más. Pero si un juego oficial sale meses más tarde que la cinta, desconfía de la misma forma que lo harías si fuera juego de lanzamiento conjunto película-juego. Wanted no es la excepción. Aunque ha tenido cierto revuelo en nuestro país por haber sido desarrollado por Grin Barcelona, desde luego no es merecido.

Wanted no deja de ser un juego de acción en tercera persona más, con gráficos demasiado justos como para destacar y nula personalidad en el resto de sus aspectos. Excepto por uno, el controlar la dirección de las balas, que no deja de hacerse de forma similar a la de lanzar granadas en un Gears of War, por compararlo con algo. No es desde luego revolucionario ( fijar objetivo y mover la linea curvilínea hacia donde prefieras y donde pueda impactar al enemigo ) ni mucho menos algo por el cual puedan venderse copias. Un juego soso, aburrido, genérico y la verdad, pésimamente adaptado a compatibles, cosa que a estas alturas no lo hubiera salvado del desastre.