13/9/09

Preview: Spyborgs





Capcom y Bionic Games nos traen a Bouncer, Stinger y Clandestine tres superhéroes con todas las de la ley que deberán acabar de una vez por todas con un ex-compañero suyo traidor. Beat'em up de la vieja escuela en exclusiva para Wii.


A pesar del sonoro fracaso comercial de Zack and Wiki, Capcom no cesa en su intento de hacer juegos originales y diferenciados de los demás. Y si eso implica que puedan tachar tu juego de infantil se hace de todas formas. Spyborgs fue presentado en mayo del año pasado, en el Captivate '08, un evento que celebra anualmente la compañía japonesa para mostrar sus futuros lanzamientos y hacer anuncios. Una nueva franquícia, sólo para Wii y desarrollada por los desconocidos Bionic Games, que tiene entre sus filas ex-empleados de los sí más conocidas Rockstar ( GTA ), Infnity Ward ( Call of Duty ), Blizzard ( World of Warcraft ), Insomniac ( Ratchet and Clank ) y más. Auténtico pedigrí. El problema es que lo visto ni gustó a nadie. Las críticas fueron exacerbadas. Tanto, que no estuvo presente en el E3 y no se le vió el pelo hasta casi su reaparición en el Captivate de este año. A mecánica del juego seguía en pie, pero visualmente era otro. Inicialmente, Spyborgs contaba con un diseño muy colorista, adolescente y simpático. Muy a lo Cartoon Network se decía. Ahora el toque es mucho más adulto y serio, pero sin perder ése cierto toque irónico y de humor.


Spyborgs nos plantea una historia de venganza. Los Spyborgs son agentes de élite, que debido a heridas de guerra han tenido que implantarles tecnología punta en sus cuerpos. De esta forma, son agentes fuera del o norma, con habilidades que los hacen superior al resto. Stinger, líder nato y veterano de guerra, Bouncer, un robot hercúleo creado por la organización, y Clandestine, una kunoichi ( chica ninja ) perseguirán a Jackal, un spyborg renegado que ha utilizado esta tecnología para su propio beneficio, creando una série de spyborgs altamente peligrosos, entre los cuales destaca 68, una bestia colosal con reminiscencias a los Metal Gear Rex y Ray.


La mecánica de Spyborgs no tiene ningún secreto: un simple beat'em up de los de toda la vida. Avanzar e ir dando hostias como panes contra todo enemigo que tenga la mala suerte de cruzarse por nuestro camino. Pero el juego está claramente orientado al modo cooperativo. Siempre llevaremos a nuestro compañero, ya sea controlado por la IA o por un amigo, y a la hora de ejecutar los golpes especiales, se activarán una série de QTE ( Quick Time Events ) que consisten en mover el wiimando como se nos pide a realizar de forma conjunta. Estos cobran fuerza sobretodo en los jefes finales. No será el único uso que le de al wiimando. El modo visión espía es una de sus novedades más interesantes. Utilizando el mando como puntero, iremos visualizando todo nuestro entorno en busca de elementos ocultos. Estos pueden ser ítems para recuperar vida, barriles para hacer explotar y así aligerarnos faena, bombas que se activarán al desvelarlas, poleas necesarias para avanzar o incluso enemigos invisibles.


Tres son los personajes disponible en el juego, cada uno con sus características propias ( fuerte, ágil y equilibrado ), y está la opción libre de cambiar de personaje cuando se desee ( de entre los dos por partida claro ). El principal problema con el cooperativo viene por la falta de modo online, no implementado ya que según Bionic no ha encontrado la forma de implementarlo, más posible sea que en Wii consideren que no es una opción a tener en cuenta por los usuarios. Lo que resulta algo contradictorio viendo la política del cooperativo obligado por Capcom en casi todo sus juegos, aunque en Bionic pretenden ganarse en corazoncito de los jugones con un sistema de logros robusto, unos gráficos que superan de mucho la media de Wii con una estabilidad a 60 frames por segundo y con una jugabilidad similar a la de un Devil May Cry. Lo conseguirán o no, eso lo sabremos el 25 de septiembre, que es cuando está previsto que salga. Pero Spyborgs rezuma aire clásico al buen beat'em up que hacía años atrás Capcom.


Sitio web