30/12/07

Alien vs. Predator


Duelo de clásicos


Título Original: Alien vs. Predator
Género: Terror, Ciencia Ficción
Director: Paul W.S. Anderson
Reparto: Sanaa Lathan, Raoul Bova, Lance Henriksen, Ewen Bremner, Colin Salmon, Agathe De La Boulaye,
Productora: 20th Century Fox.
Año y país: 2004, USA







Sigue la crítica en Continuar





Sinopsis:

El descubrimiento de una antigua pirámide enterrada en la Antártida lleva a un grupo de científicos y aventureros al continente helado. Allí harán un terrorífico descubrimiento: dos violentas e implacables razas alienígenas luchan entre ellas una última batalla. Poco importa quién gane... nosotros perderemos




Gane quién gane... el espectador pierde... el tiempo


Mira que promete que te digan que en una película van a juntar a criaturas míticas del cine como Depredador y Alien, y mira lo mal que queda que pase eso. Alien vs Predator ( AVP) es la adaptación a la pantalla grande del cómic del mismo nombre, a su vez también versionado al mundo del videojuego con dos entregas de AVP, hechas por Monolith para compatibles. Paul W.S. Anderson ya tenía experiencia en esto de adaptaciones: fue el encargado de Resident Evil, y no hizo las siguientes para encargarse de este proyecto. Además, también se encargó de las míticas películas de Mortal Kombat, y para más inri es productor/guionista de las películas de Spy Hunter, Castlevania y Driver. Es Uwe Boll, pero no hace cosas tan horribles. Pero para nada buenas. De hecho, de no ser porque 3/4 del presupuesto del film se ha ido para efectos especiales/monstruos, dirías que es una película de serie B o menos. Y es que la película no tiene ni demasiada acción ni sangre ( exceptuando la verde-alien). Los combates entre los dos mosntruos son lo mejor, pero aún así resultan algo toscos y poco emocionantes. Parece que al juntar dos iconos, cada uno quiere lucirse y ninguno lo consigue, sólo hace la pena. Lo único que vale la pena del film es ver a la Alien Madre en acción ( que impacta bastante ) y las recreaciones de los aliens. Por lo demás, las películas clásicas de ambos personajes son infinitamente mejores que este producto.