28/1/08

Preview: Fire Emblem: Radiant Dawn



Desde su salida de Japón, la saga Fire Emblem se ha ganado a pulso no sólo a los jugadores, sinó también a la prensa. Y es Fire Emblem tiene un "encanto" propio que lo hace tan adictivo y divertido. Intelligent Systems y Nintendo llevan a la saga a la nueva generación, y veamos que cambios, si los hay, comporta.


Sigue la preview en Continuar




Anunciado brevemente junto con algunos otros, Fire Emblem: Radiant Dawn es la última entrega de la popular mundialmente saga de RGP's tácticos de Nintendo. Junto con S.Mario Strikers y Battalion Wars 2, conforman ésos "wiimakes" de los que habló en su día Miyamoto: secuelas de recientes juegos de GameCube en Wii, que quizá no tendrían un salto muy grande respecto la anterior entrega, pero sí mejorarían. Es decir, cojer la base de GC y adaptarla a Wii con ciertas mejoras. Y con los otros dos así fue, pero Fire Emblem es el primero de estos, porque unque aqui nos llegue este 2008, en Japón salió en febrero del año pasado. Y de hecho, este Fire Emblem es el que menos evoluciona de los tres mencionados.


Secuela directa del Path of Radiance de GameCube, sigue la historia de éste: después de la guerra entre Crímea y Daenin, ambos reinos están destrozados, y Crimea, vencedor por la mínima, cede los territorios conquistados de Daenin al reino de Begnion, ya que en su situación no puede ocuparse. Este reinado de Beignon sólo provoca más caos del que ya había, y un grupo de insurgentes daenienses ( Edward, espadachín, Micaiah, maga, Leonardo, arquero, Sothe, pícaro, y Nolan, guerrero). Nosotros controlamos a este grupo y sus ataques al gobierno de Begnion, pero algun miembro de este, quizá sea más importante de lo que parece. En fin, una historia llena de giros e intrigas, y sobretodo combates. La mecánica no varía en absoluto: combates por turnos, en escenarios con cuadrículas, dónde deberás mover a los personajes por el tablero, y cada uno con sus características y nivel. En cada combate, toda unidad de tu bando que pierdas, se pierde para siempre: es decir, puedes llegar al final de la historia con la novia del protagonista viva, o muerta en la primera batalla. Bueno, esta libertad tiene ciertas restricciones, lógicamente perder a persoanjes muy puntuales sí que significa la derrota, pero puedes acabar la batalla con todos muertos menos ésos, o todos vivos. Los que vivan, podrás usarlos en próximas batallas, por lo que tendrás las cosas más fáciles una próxima vez, y tienes qe tener cuidado si sacrificar a los personajes, que en total llegas a poder tener 80, eso si consigues que aguanten, claro. Tanto personaje, secundario o no, tienen su historia, por lo que es un juego muy rico en ése aspecto: de hecho, por longitud no será, son 180 misiones en total del modo (y único del juego) historia.




Por desgracia, este paso a Wii sólo supone más de lo mismo ( cosa que por otro lado, está mejor que bien). Técnicamente, el juego cumple sin más, como su homónimo de el cubo ( mejorado claro, pero sin ser nada del otro mundo), con un cell-shading más definido, y el control tampoco ha sido aprovechado: podemos usar tanto el mando de GaemCube, como el clásico como el wiimando, pero con este último no apuntamos a la pantallas para nada, lo hacemos todo con la cruceta. Esta nula evolución a Wii es algo decepcionante, ya que no se aprovecha de lo que ofrece la consola.


Con más de un año de retraso, el 14 de marzo llegará a Europa Fire Emblem: Radiant Dawn, de la mano de Nintendo. Entonces veremos si esta poca evolución se suple gracias a la mantenimiento de el espíritu de la saga.














1 comentarios:

Sparky dijo...

Juegazo a la vista !!! Jodido retraso de Nintendo en Europa, un año !!!!! Suerte que para marzo ya estará aqui ^^