23/5/08

Impresiones: Lego Indiana Jones y Kung Fu Panda


Dos juegos, dos adaptaciones de cine. Aunque la primera, de hecho es de varias películas. Plataformas con mucho bloque y látigo y mamporros de blanco y negro ancestral, impresiones de las demos para PC de Lego Indiana Jones y Kung Fu Panda.


Desde hace unas semanas, es imposible que no te hayas enterado de la nueva película de Indy ( de hecho, en el blog también he aprovechado para comentar las anteriores ). Pues a falta de juego oficial de la película ( por suerte), tenemos la adaptación propia del Dr. Jones en el mundo de Lego. Y la mecánica de los Lego Star Wars no ha sido tocada para nada, incluso la interfaz es la misma. Ése es su principal problema, que es demasiado continuista: la fórmula esá bien, es divertida, pero continua arrastrando los mismos fallos: la IA del compañero falla y esta vez, hay más plataformas en el juego y el control de un teclado pues no es muy adecuado para el juego. Además, que moverte por el escenario pues la verdad también resulta algo tosco. Supongo y espero, que ése problemilla del control se arregla fácilmente con un buen stick. En la demo podemos meternos en la primera aventura de Indy, cuando va con Alfred Molina a la cueva. Pequeños puzzles, una ambientación perfecta tanto de la película como del mundo de Lego, que siempre resulta gracioso este aspecto. También tiene importancia el látigo, tanto para coger objetos lejanos, acercarte enemigos y decapitarles de un puñetazo, engancharte y poder hacer saltos más largos o directamente dar latigazos a bichos y arañas. A parte del látigo, lanzas, ballestas o en última instancia nuestros puños podremos usar. En la mayoría de momentos vamos acompañados de un segundo personaje con el que avanzar gracias a sus habilidades propias, y en todo momento podemos cambiar de control.

Tiene mucha coña, muchos momento que cuando lso juegues te molarán un montón si has visto las películas ( como la huida del pedrote ). Concluyendo, que es una estupenda caracterización del mundo de Indy, y a pesar que su jugabilidad no es mala, tampoco es perfecta, igual que su escasa evolución gráfica ( un poco los escenarios y punto) . De hecho, hay nula evolución en ella, y esta tocada de huevos es decepcionante.






Regla nº 12 del mundillo videojueguil: toda adaptación de película blockbuster es mala, y si es infantil, pues tampoco la tengas muy en cuenta. Activision tampoco pretende hacer una obra de arte virtual, ni nosotros lo esperamos tampoco. Con lo cuál, mientras el juego no sea demasiado horrendo, pues se tolera. Y de hecho, no es malo, es ligeramente divertido. Lo mejor del juego es el Panda. Y no por sus coñas o carisma, que es cero que quieres de un panda sinó porque está incrieblemente bien detallado, en contraste ocn el resto del juego, que simplemente consigue que no te sangren los ojos. Recolectar objetos, avanzar y pegar muchas leches con combos es la tónica del juego. En fin, no hay mucho que decir del juego, la verdad, te divierte la primera partida, pero poquito más. Alguien se debería plantear si estos juegos infantiles les gustan a los chiquillos.