9/7/08

Review: Boom Blox



Cuando el casual se convierte en hardcore

Nadie daba un duro por él (yo tampoco). Y el hecho que Spielberg lo abaláse con su nombre ( y en teoría, también con sus ideas) tampoco lo ayudaba demasiado. Pero sin embargo, Boom Blox ha llegado silencioso pero matón. Aquí llega uno de los juegos más originales de Wii.





Info:
Título: Boom Blox
Género: puzzle
Desarrollador: EA LA
Editor: EA
Distribuidor: EA
Plataforma: Wii,
Wi-Fi:
Nº Jug
: 1-4
Idioma: textos en castellano
Precio: 50e.
Web:
http://www.ea.com/boomblox/




La bendita ley de la gravedad

Ya podía rezar la carátula: un juego de Spielberg y EA, que nadie le habría hecho caso. Ni tampoco por tratárse de un juego con físicas interesantes. Y menos por su nombre y su aparente temática, apestaba a juego casual aprovecha-el-tirón. Pero al llegar a las tiendas, llevárse buenas críticas por parte de los medios, muchos se interesaron por él. Y el creciente interés fomentó que hubiera todavía más, Tanto, que aunque el juego haya vendido una nimiedad, se ha ganado el título a sleeper (juegazo ignorado) de Wii. Y realmente, doy fé que es así, porque de no ser por ésos buenos comentarios sobre él, ni me hubiera animado a probarlo, sobretodo viendo el historial de EA con Wii, que aunque es cierto que lo intenta (o lo parece), sólo con Boom Blox llega y supera con creces lo mínimo exigible.







¿Pero de qué va? De lanzar cosas, de golpearlas, de destruir, y pasárselo bien haciendólo. La premisa es sumamente sencilla: lanzar una bola de béisbol a infraestructuras hechas con bloxs (simples bloques). O agarrarlas. O lanzar bloxs contra otros y ver qué pasa. Es un juego de puzzle, fácil pero retante. Apuntas, lanzas y ves qué pasa, si cae la torre o no. O vas sacando piezas hasta que caiga, por ejemplo. Y todo ello con unas físicas increíbles (usa el Havok), situándonos en Wii claro. Ves perfectamente como la construcción se va desmembrando, como van fallando las piezas y se van cayendo una por una, algunas acaban desperdigadas, otras rebotan e impactan contra otros bloxs. Ya puedo avanzar que un punto negativo del juego es no permitir repeticiones a cámara lenta, para observar la belleza de la destrucción.


No sólo las físicas son geniales, sinó también la simpleza del control: mover un blox es tbn sencillo como apuntarlo u hacer un leve movimiento para sacarlo del lugar. O a la hora de apuntar, fijar objetivo, mantener apretando A y hacer el movimiento de lanzamiento a la vez que soltamos A. Muy inuitivo, y fácil (aunque tuve serios problemas para entender eso de cuando lanzas dejas de apretar A). Probablemente, el único problema sea a la hora de sacar piezas delicadas, requiere mucha precisión y lentitud y no sé si es por el mando y la detección no del todo bien calibrada ( aunque es bastante nimio) o por que el pulso traicionero, pero puede ser complicadillo.




El juego tiene modos de juego para aburrir: principalmente está el modo historia, que nos cuenta pequeñas batallitas de personajes, y no son más que un pretexto para darle a los bloxs en niveles tematizados: ayudar a una mamá mona a que llegue a sus monitos, preservar joyas de malhechores, todo a golpe de wiimote. Cada fase, esta dividida a su vez en un mínimo de cuatro subfases, cada una con una mecánica diferente. Y contando que son unos ocho niveles por subfase, cuatro de cada una de las historias, que además son totalmente rejugables y algo complicadillas según avanzas, ya tendríamos juego para rato. Pero no queda aquí la longitud del juego: a medida que avanzamos desbloqueamos objetos que usar en el completísimo editor de niveles, que es posible intercambiar los creados vía online sólo con amigos, sinó también niveles de los otros modos. Pues la cinco mecánicas que tiene el juego ( lanzas bolas de béisbol o bolos, lanzar bombas, coger objetos, rayo láser) tiene una cantidad enorme de niveles, también muy rejugables para conseguir la máxima puntuación. Incluir el multijugador, ya sea cooperativo o competitivo, con pruebas como los famosos Jenga. Muy pero que muy retante en éste aspecto. Y también cuenta con el elemento de la interacción entre bloxs: suelen explotar los contiguos, pero si algunos determinados entran en contacto, explotan en cadena. Y como está característica, muchas más. Sinceramente, muy rejugable, variado y largo hasta aburrir.


Aunque haya dicho que posee unas buenas físicas, es lo único en lo que destaca gráficamente el juego, ya que aunque muy colorista, es algo pobre y simplón, en cuanto a efectos o texturas sobretodo. No es un apartado muy primordial en un juego de éste tipo, y más con las notables físicas que tiene, pero no hubiera estado de más algo de mimo en éste aspecto. Eso sí, el diseño de las criaturitas resulta bonito y gracioso. Y aunque sea horriblemente ( en el buen sentido) completo, que sus funciones online se limiten al intercambio de niveles y sólo con amigos, es precisamente eso, demasiado limitado. Del editor mismo hay otro fallo, la cámara. Durant todo el juego es perfectamente libre y personalizalbe, en el editor también, pero si quieres constuir grandes y complejas infraestructuras, te das cuenta de las limitaciones, como el poco zoom.




Destripando:

+
- Increíblemente variado y divertido
- Retante multijugador
- La fórmula original y fresca
- Las física

-
- Escaso uso del online
- Pequeños errores de precisión y cámara.






Sacando el lado demoledor de cada uno

De lo que he probado, es el mejor título de EA con diferencia. Un más que notable juego, más adictivo y divertido según juegas. No es redondo, pero ya le gustaría a más de uno llegar al nivel que nadie podría haber predicho que alcanzaría lo último de Spielberg en videojuegos.

8’5/10