27/10/08

Preview: Wii Music



Pon a punto el metrónomo y agudiza bien el oído: esta vez será tu percepción musical y no tu habilidad con los dedos la que te lleve al exitazo. Miyamoto y Nintendo se arriesgan con el juego musical más polémico.



Las primeras impresiones son traicioneras. Cuando en 2006, en la mítica ya, presentación de Wii en el Kodak Teather, Miyamoto salió como al escenario dirigiendo una orquestra en directo, como animales en celo, la mitad de los que vieron hubieran pagado ipso-facto por tener ése juego llamado Wii Orquestra. Pero después de ésa presentación por todo lo alto, el juego se quedó entre bastidores durante dos años, todo por dar el protagonismo que se merecían sus dos títulos hermanos, la trilogía de juegos Wii: Wii Sports y Wii Fit. Una vez ya lanzados ambos, le tocaba al él, rebautizado ya como Wii Music. A pesar de no saberse apenas nada de él, la idea que Wii Music monopolizáse la conferencia de éste 2008 era algo horrible. Y lo cierto es que tanto para detractores sin fundamento del juego, como gente a favor, nos quedamos todos algo decepcionados. Ya acostumbra a pasar que estas presentaciones multitudinarias de videojuegos suelen sufrir los llamados problemas del directo. Y Wii Music no se salvó de ello: apenas quedó clara su mecánica, apenas se mostró el verdadero potencial del juego. Simplemente se buscó la espectacularidad con demostraciones de cómo se controlaban algunos pocos instrumentos para después hacer un jam session que chirriaba por todos lados. ¿ Se equivocaría Nintendo esta vez con su Wii Music ? Todo el mudno así lo creía, y de hechos mucho lo creen aún. Puede que sea cierto, o puede que tengamos otro caso similar al de Wii Fit y nos llevemos una sorpresa al probar el juego final y ver sus posibilidades.








Cuando Nintendo se mete en géneros que no domina o que no acostumbra a tocar, siempre suele ser para hacer algo nuevo, algo innovador. Y no simplemente la respuesta clónica de Nintendo frente a los juegos de éxito de la competencia. Wii Music no es ningún Guitar Hero, ni Rock Band ni nada similar. Aquí no encontrarás ése reto de romper puntuaciones, de tocar tal canción en nivel ultra difícil ni nada semejante. Wii Music es un juego de el placer por el placer, como reza el anuncio de Schweppes. Todo juego tiene un objetivo en sí: ya sea de futbol y ganar el partido, como un shooter y aniquilar a todos los enemigos. En Wii Music no hay otro objetivo que el de divertirse tocando música. Por eso las declaraciones de más que un juego, es un juguete. Divertirse toqueteando esto y aquello, probando cosas nuevas y jugar a tu aire. Suena muy infantil, muy Playschool. Porque de hecho, divertirse es la cosa más inocente del mundo, como los niños. Pero tampoco olvidemos que hay juegos sandbox, que aunque con cierta linealidad obligatoria, también nos proponen tener un patio de recreo dónde jugar, claro que puede que en lugar de tocar inocentes notas musicales, sea más bien ver quién lanza el pepino más gordo contra ése grupo de soldados.


Jugarlo es tan sencillo como saber tocar un par d botones y colocar el combo wiimando y nunchuk en la posición idónea. Por ejemplo, tocar la trompeta se basa en combinar los botones 1 y 2 para hacer las notas y moverlo arriba o abajo para cambiar la tonalidad. Una guitarra hará sonido si mueves el wiimote como si se tratáse de una púa y rasgases las cuerdas. Ésa es la tónica para los seis tipos de instrumentos que tendremos, un total de 60, aunque si bien es cierto que se incluyen varios desenfadados como una animadora, un perro o un gato, además de claro está, los más habituales como el piano, la marimba, el arpa o el xilófono. Eso es todo lo que necesitas de teoría para tocar, después tu sentido musical ya viene por tu cuenta. Puedes dedicarte a tocar tal cuál los 48 temas que incluye el juego, que quizás no es la mejor selección que podrían haber hecho, con pocos temas de Nintendo (aunque por suerte, Mute City o el de Zelda están), temas de dominio público, la mayoría música clásica de sobras conocida por todos ( aunque lamento que no se mojasen un poco más ) y con un varios ya licenciadas, aunque desde el luego no son la panacea ( aunque está Chariots of Fire). Desde luego, la lista de canciones no es su punto fuerte, o quizás sí, porque además de intentar interpretarlas tal cuál, con el pentagrama para poderlo hacer, puedes improvisar tú sobre la marcha y tocarlos a tu antojo, añadiendo notas o quitando, haciendo tus propios remixes y arreglos. Pero para dejar volar tu pasión musical, puede pasar de temas e ir tu al grano, improvisando, tocando sobre la marcha y crear tus propias melodías o interpretar algunas que te gusten pero no estén en el juego. Puedes hacerlo sólo, o puedes hacerlo con otros tres compañeros/as más, haciendo una verdadera jam sessions en tu salón de casa. Claro está que si no váis coordinados, el tema sonará una bírria. Por lo tanto, no es un juego tan sencillo como aparenta: jugarlo es fácil, pero dominarlo no.






Si finalmente conseguís hacer una buen tema, puedes grabarlo y guardarlo de recuerdo, como si de un videoclip se tratáse y enviarlo vía online a tus contactos. No todo en Wii Music consiste en tocar a tu libre albedrío: hay tres minijuegos que dan algo más de variedad al título: dos de ellos son el Orquestra, den el cuál dirigir a golpe de wiimote una orquestra ( según como lo inclinemos variará el ritmo ), la batería, combinando wiimote y nuchuk con la báscula de Wiii como pedal del instrumento, y finalmente un minijuego de oído musical distinguiendo entre instrumentos similares y como dice la propia Nintendo, educando el oído musical, tan esencial para este juego. Puede que su propuesta poco seria, poco retante en sí, de Wii Music resulte poco o nada atractiva a muchos, pero lo cierto es que rompe totalmente contra ésa tónica clónica que están adoptando los innumerables juegos musicales que inundan nuestros salones con sus periféricos. Nintendo te trae más de sesenta intrumentos si necesidad de comprar un periférico externo de forma de piano para tocarlo un clavicémbalo. Y es esta diferencia de estilo la que hace de Wii Music un título tan atractivo, que veremos el 14 de noviembre si suena bien además.



Web oficial







4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy harto que Nintendo haga estos seudo juegos y deje de lado al jugador hardcore de toda la vida. Queremos Fzero, Starfox y Pikmins ya, y o estas casualadas

Andresito dijo...

No he jugado a ningún Guitar Hero, Singstar o Rock Band y evidentemente no creo que juegue a este Wii Music, aunque he de decir que tiene una pinta realmente bizarra (todavía no sé si eso es bueno o malo). También es cierto que yo soy más de matar orcos/nazis/aliens, que de tocar la guitarrita.

Mario Adrián Domínguez dijo...

Buenas, me gustaría ponerme en contacto con el director de ésta web, me parece muy interesante y tengo una propuesta que hacerle. Escríbeme por favor al mail Contacto(ARROBA)eslaultima.com

vid's dijo...

Mario, en la barra lateral izquierda hay un link para el contacto, aunque ya te pongo aquí la dirección vidsworld01[arroba]hotmail.com. Saludos