11/12/08

Review: Guitar Hero 3: Legends of Rock



Welcome to the jungle

Si, lees bien. Este es un análisis de Guitar Hero 3: Legends of Rock. No tiene mucho sentido cuando hace más de un año de su salida, máxime cuando su secuela World Tour ya esta disponible. Pero en este mundo incomprensible, que haga la review un año más tarde es el menor de los problemas.












Info:
Título: Guitar Hero III: Legends of Rock
Género: musical, habilidad
Desarrollador: Vicarious Visions
Editor: Activision Blizzard
Distribuidor: Activision Blizzard
Plataforma: Multplataforma
Wi-Fi: Si
Nº Jug: 1-2
Idioma: completamente en castellano
Precio: 90e.
Web:
http://www.guitarherogame.com/gh3/



Slow Ride

Como nos molan a todos los juegos musicales: le das una caña tremenda a una serie de botones y nos creemos ser cracks del bailoteo, de la samba o Jimi Hendrix de la guitarra. Si Guitar Hero es a día de hoy una franquicia que mueve cielo y tierra con cada nueva entrega es por un motivo bien simple: todos hemos querido ser guitarristas. Todo el mundo alguna vez ha simulado coger una púa y rasgar las cuerdas de una guitarra a un ritmo desenfrenado, confesemoslo.






Por satisfacer esa ansia guitarrera, y para comprobar si realmente el éxito que tiene es justificado, le di una oportunidad a Legends of Rock, sobretodo porque por primera vez aparecia en alguna consola de Nintendo. Francamente, todavía no entiendo porque es necesario acoplar el wiimote en la guitarra, cuando no tiene ningun uso ( bueno, que se escuchen sonidillos por el altavoz, gran novedad ). Bueno, sí se la razon. Que Vicarious Visions se vio obligada a hacerlo porque todo juego lanzando en Wii debe tener soporte con el wiimote: no es posible lanzar un juego para la consola que no lo vaya a usar de una forma u otra, aunque en Rock Band se lo saltaron a la torera y ahí están, impunes. Pero no es mi problema, desde luego, y no me quejaré por ello.

Es imposible que no haya ni una sola canción de su tracklist que te guste lo más mínimo, y es que al ser tan extensa y tener clásicos, aunque algo alternativos, de grupos como Guns'n'Roses o Muse, y encima esta vez versiones originales, cosa que con las secuelas del primero ya no son excusables. Conseguir dominar un tema que te encante equivale a un subidon de ego brutal, aunque en el modo carrera, aunque no sea necesario pasarte todas las canciones de cada nivel, cuanto más sube la dificultad y te toca alguna canción que no “inspire” demasiado, es bastante pesado tener que sacarla para llegar al jefe final, una inclusión original y que funciona, al ser guitarristas reales como Tom Morello.



Knights of Cydonia

Guitar Hero 3, y de hecho cualquier otra entrega, no dejan de ser juegos los cuales únicamente dependen de tu nivel de tenacidad para que les descubras todo el potencial. Si disfrutas rompiendo puntuaciones y dominando al cien por cien un tema aunque eso requiera repetirlo diez veces diariamente, te va encantar, y más si tienes algo de culturilla rockera. Para los demás, GuitarHero y sucedáneos no dejan de ser juegos recreativa: divertidos, accesibles y que molan jugar con los colegas. Tu decides si vale la pena tener una tragaperras en casa.

7'5/10






1 comentarios:

Kaito Kid dijo...

Mi hermano estuvo flipado al GH 3......... hasta que salió el World Tour jaja.

Muy buenos vicios a los Guitar Hero si señor, y al 3 también ^^