16/10/07

RetroReview: Streets of Rage



Ve pidiendo visita al traumatólogo, porque tus dedos no podrán aguantar mucho más después de una buena sesión a uno de los mejores beat'em up de la historia, Streets of Rage.




Sigue la review en Continuar




Info



Título: Streets of Rage ( Bare Knuckle en Japón )
Desarrollador y Editor: Sega
Plataforma original: Sega MegaDrive
Género: Beat'em up
nº jug: 1-2
Año: 1991
Disponible actualmente: Consola Virtual, Wii




Aporreando botones
Streets of Rage fué la respuesta de Sega hacia la proliferación de beat'em up's que surgían en SNES. Y no le salió mal la jugada, porque creó una saga mítica. En la primera parte de la trilogía, los 3 personajes controlables: Axel, Blaze y Adam debían enfrentarse a Mr.X, jefe de la banda organizada que dominaba la ciudad. Recorriendo la ciudad, pasando por todo tipo de calles y edificios, debíamos repartir estopa con todo esbirro que se nos cruzase por delante, todo ello con un ambiente algo decadente y cyberpunk, propio de finales de los '80. Además, la música, quizá lo mejor considerado de las tres partes, sigue también ése estilo. La variedad de golpes es la habitual: puño, patada y salto con patada. Además, contábamos con un especial, que contamos con 2 al principio y por los escenarios, raramente hay algun objeto que nos da alguno más extra. El especial en cuestión era llamar a refuerzos, con los que aparecía un coche de policía que lanzaba un bazookazo que creaba un círculo de fuego que hería a todo aquel que tocaba. Bueno, sí lo sabías usar bien en determinadas ocasiones, no iba del todo mal. En la cuestión técnica, la paleta de colores no era demasiado amplia, además del movimiento lento de los personajes y de unos spritres quizá no demasiado detallados, pero que cumplían. Eso sí, teníamos detallitos como ver el movmiento de un cartel pegado a la pared debido al viento, que también movia basura de la calle. Bueno, es un detalle curioso. Además, los jefes finales, a pesar de la música ser increïble, no eran el colmo del diseño, eran más bien normalitos. La gracia del juego, era jugarlo en cooperativo y sobretodo llegar al final, en el que Mr.X te ofrecía unirte a él, si te negabas debías acabar con tu compañero/a y después cargárte al jefe y sus esbirros. Si accedías a unirte... pues se acababa el juego.





Destripando:
+
-Adictivo y divertido, como suelen ser este tipo de juegos.
- Música, de la mejor que ha habido jamás.
- Jugarlo en cooperativo.

- Final, inesperado, o si más no, curioso.


-
- Gráficos discretos para la época.
- Cortito, aunque rejugable.
- Jefes finales, normalitos, no destacan.
- El ataque especial, curioso, pero no del todo efectivo.


Rompiéndo el botón A


Streets of Rage, a pesar de tener ciertos fallos incluso para la época, es un juego perfecto para divertirte sin complejos, rápido, sencillo y adictivo. Y eso ya es mucho hoy en día. Una buena opción a tener en cuenta en la consola virtual de Wii. Aunque sólo sea para escuchar el tema de los jefes finales.
7'5/10