24/2/08

Los crímenes de Oxford



Equaciones que matan

Título Original: Los crímenes de Oxford
Género: Thriller
Director: Álex de la Iglesia
Reparto: Elijah Wood, John Hurt, Leonor Watling, Julie Cox.
Productora: Tornasol Films
Año y país: 2008, España

Sigue en continuar




Sinopsis
La historia se inicia cuando un estudiante argentino descubre el cuerpo sin vida de su casera, quien en su pasado supo ser parte del equipo que descifró el Código Enigma de la Segunda Guerra Mundial. A poco de ser hallada muerta, un profesor de lógica de Oxford recibe una nota advirtiendo que ese es el primero de una serie de asesinatos. Así, el estudiante y el profesor se unen en la búsqueda de la persona detrás de las muertes, utilizando códigos matemáticos para encontrar el patrón que sigue este asesino en serie


Mates, muerte y sexo
Pintaba bien, esta nueva obra de Alex de la Iglesia. A este director, lo considero el Tarantino español por su estilo en sus películas. Pero si vas a ver los Crímenes de Oxford con ésa idea, vas equivocado, ya que no tiene los elementos de humor negro que suele tener el director. Aunque si hay ciertas partes que lo tienen, con algo de bestialidad de por medio. Antes he dicho que pintaba bien, eso me parecía, porque la crítica la destrozó por todos lados. Pero después de verla, no entiendo a que viene. Durante todo el film, es fácil teorizar sobre quién será el asesino, y siempre hay un pista que puede hacerte pensar que es este o aquél. La presentación de personajes y demás es típica y tópica hasta decir basta, y por mucho que quiera salir de lo habitual el director, cae en ésos errores. Personajes muy bien definidos, pero lo dicho, típicos, predecibles. Pero no es predecible quién es el asesino: ya que como he dicho, siempre pensarás que es uno, para que la final parezca que es otro, y sólo al acabar el film, que da varias vueltas en poco más de diez minutos, sabrás quién realmente es el que lo ha orquestrado todo. Y a pesar que toda la trama restante sea para ver a la espectacular Leonor Watling, alias Diosa en devantal, y algo de filosofía básica y lógica matemática, la parte final es brutal y, en conjunto, deja buen sabor de boca.

7/10