16/5/08

Preview: Super Smash Bros Brawl



Mario, Link, Samus, Donkey Kong y todo un helenco de personajes clásicos de Nintendo, preparan los puños y los bates por tercera vez. Pero ahora, no están sólos: se las van a tener que ver contra Snake, Sonic y millones de jugadores gracias a su juego online. Así es uno de los juegos del 2008


A pesar de sólo tener dos entregas en nueve años, Smash Bros se ha convertido en título de culto. La primera entrega, lanzada en 1999 para N64, supuso toda una sorpresa: nunca antes nadie había juntado unos personajes tan carismáticos y reconocibles como son los de Nintendo y los había puesto en un juego de lucha, algo atípico para una época de Tekken, Soul Edge, Virtua Fighter y Mortal Kombat, pero un juego de lucha más desenfadado y arcade, con varios personajes en un escenario más grande e interactivo de lo habitual. Pero en la parte que destacó, fue en su adictivo multijugador. La secuela, Smash Bros Melee, sacada en 2002, ampliaba aún más las opciones del original: más objetos, luchadores, escenarios... en resumen, mucho más de todo, con lo que hacía un juego increíblemente completo. No en vano es el juego más vendido de GameCube, a pesar de lanzamiento. Un éxito así, reclamaba secuela, y Smash Bros Brawl fue uno de los primeros grandes juegos anunciados para Wii, en el E3 del 2006. Allí se desvelaron novedades de peso, como la inclusión de personajes externo como Solid Snake y el modo online. Y desde entonces, hemos ido viendo vídeos e imágenes que salían de diferentes ferias del sector, hasta hace aproximadamente un año, que se abrió la web del juego, con actualizaciones diarias, algo realmente sorprendente teniendo en cuenta el secretismo habitual de Nintendo. Y desde ése día hasta hoy, la web continua actualizandóse, aunque ya haya salido en USA y Japón. Pero, que es lo que hace que este juego sean tan completo como para llenar de contenidos una web diariamente durante un año, y que en apenas pocos meses venda más de cinco millones ?


Las reglas son simples: aporrea sin parar a tu/s oponente/s hasta que se su indicador de daño sea tan elevado, que con un golpe lo envíes fuera del escenario. Escenarios tan reconocibles como la base Shadow Moses, el puente de Eldin, un circuito de Mario Kart, etc. En sí, este juego es un homenaje a todos los juegos de Nintendo: continene tanto personajes, como personajes de apoyo, objetos, escenarios y canciones de juego desde Punch-Out, EarthBound, F-Zero o Animal Crossing, sin tener en cuenta claro está, a las sagas más famosas. Y todo con múltiples detalles que son casi una bendición para cualquier jugador ya habitual. Pero aunque las batallas sen cai un cachondeo: tanto por los acontecimientos que suceden en los escenarios ( en el circuito Mario Kart te pueden atropellar karts, en el de MGS aparece MG Rex ), como por los objetos que salen de las bolas ( espadas, super scopes, pokéballs ), por el número de luchadores en combate y por sus ataques, también característicos: Peach usa su paraguas, Snake sus movimientos de lucha, Sonic ( el segundo personaje no Nintendo que se pasa por el juego) su velocidad, etc. A los diferentes combos que tienen los personajs, súmales el Smash Final, una novedad que representa el golpe definitivo, un mega ataque que se produce cuando coges una bola Smash, y otra vez, cada personaje tiene su ataque propio ( Sonic se trasforma en Super Sonic, Samus lanza un rayo que inunda la pantalla, Kirby junta a todos los luchadores en una olla y los cocina).





Esta vez, se añaden nuevos modos: continua estando presentes en el modo un jugador, el clásico ( una série de peleas hasta el jefe final), los eventos, los minijuegos de Estadio y el renovadísimo modo Aventura, con un hilo argumental trabajado, dónde intervienen todos e incluso más personajes de otros juegos. Además, vuelven los trofeos, se añaden vcomo extras pegatinas, editor de escenarios y muchos más extras que alargan todavía más la vida del juego. Pero dónde cobra importancia es en el multijugador: aquí también vuelven varios modos como las batallas normales ( aunque continuan pudiendóse personalizar hasta tal punto que no te parecerán muy normales), los torneos, cooperativo en el modo aventura y el online. En este modo, tan esperado, puedes jugar contra gente de cualqueir lugar o contra amigos que tengas registrados. En ambos puedes comunicarte con los demás jugadores usadn opequeñso mensajes predeterminados, que no cubren la carencia de comunicación por voz. Un detalle interesante de las luchas, es que puedes permanecer como espectador viendo las partidas y apostar por cual crees que será el ganador. El único problema es si las partidas mundiales serán todo lo fluidas que se pueda esperar.


Un temor que se tenía acerca del juego es su paso por Wii. Eso implica las limitaciones en el modo online ( por la infraestructura que tiene montada Nintendo), las del propio hardware de la consola y la de su innovación por el mando. Técnicamente, el juego evoluciona respecto a Melee. No es un salto extraordinario, pero efectos, las texturas, los polígonso de los personajes y las físicas ( usa el motor Havok) lucen mucho mejor. Y en cuanto al sonido, pues una banda sonora hecha a base de remakes de melodías clásicas del mundillo, es toda una gozada. Y el último punto, el del control. A día de hoy, es todavía casi una utopía adaptar el control de un juego de lucha a Wii. Por eso, permite combinacioens diferentes de control, pues apenas usa la detección de movimiento. Pad de GC, el clásico, el wiimote o la combinación de éste con el nunchuk son las variantes que ofrece el juego.


Después de un largo e injustificado retraso, la saga homenaje a más de treinta años de carrera en el mundo del videojuego, vuelve a lo grande, con más modos, personajes, novedades y diversión. Ya queda menos, el 27 de junio ya podremos comprobarlo nosotros mismos.