25/5/08

Sentencia de muerte



Venganza parental

Título original: Death Sentence
Género: Thriller,drama
Director: James Wan
Reparto: Kevin Bacon, Kelly Preston, John Goodman, Garrett Hedlund, Aisha Tyler, Matt O'Leary,
Productora: 20th Century Fox / Hyde Park Films
Año y País: 2007, USA










Sinopsis
Un adolescente es asesinado cruelmente delante de su padre. Éste, único testigo de la masacre, intentará vengarse y acabar con cada uno de los implicados en el homicidio, con imprevisibles consecuencias.


Pandilla Sangre
James Wan va y viene. Por un lado, fue el creador de la gran Saw ( de la primera,
no de los bodríos siguientes ), y por otro lado, su penúltima película, Silencio desde el Mal, fue una horrible pérdida de tiempo. Ahora le ha tocado adaptar un típica historia de violencia, que de no ser por sus actores ( o actor, básicamente Kevin Bacon ), podría haber acabado como telefilme. La película comienza muy fuerte, con la impactante escena desencadenante de toda la trifulca. Y a partir de ahí, ya crees que el sabes como acabará siendo el esto de la película. Y de hecho, no te equivocas del todo, pues los personajes estereotipados al máximo ( la familia feliz americana, los pandilleros malos a rabiar, que encima beben directamente de la leyenda de la Pandilla Sangre ) ayudan a ello. La ves como una película seria, incluso después de ver la gran escena de acción del parking, larguísima y muy bien hecha. Pero cuando llegas al ecuador del film, hay un semi final inesperado. Y a partir de ahí, el film coje un aire a lo The Punisher total. Es posible el cmbi más radical de género que he visto nunca en una película. Al final, esta alteración acaba por dar un final que intenta ser soprendente, como es habitual en Wan, pero que no lo consigue en absoluto. En fin, una película que en conjunto queda algo agridulce, porque de hecho es como si la segunda mitad fuera un spin off violento de la primera parte, que si hubiera sido mejro llevada esta primera, hubiera sido quizá una mejor película. Aunque nos hubiésemos quedado sin los grandes planos que se ven en la segunda. Realmente, en el aspecto visual, sí que se ve algo más de esmero que no en el guión. Como conclusión final, me quedo con la increíble mala puntería de los pandilleros.

6/10