28/7/08

Review: Etrian Odyssey



Laberintos a mano


El título del juego le viene a medida a lo que ha sido su lanzamiento PAL, una auténtica odisea. Año y medio ha tardado en salir Etrian Odyssey en Europa respecto a su lanzamiento japonés y poco más de un año respecto el norte americano. De hecho, casi a la par que a nosotros nos llega éste, a los yanquis les llega la segunda parte. Igual, cuando ellos caten la tecera nosotros podremos hincarle el diente a la secuela.






Info:
Título: Etrian Odyssey
Género: RPG
Desarrollador: Atlus
Editor: Atlus
Distribuidor: Nintendo
Plataforma: DS
Wi-Fi: No
Nº Jug: 1
Idioma: castellano
Precio: 40e.
Web:
http://www.atlus.com/etrian/




A la vieja usanza

A pesar del retraso, podemos estar tranquilos pues el juego ha llegado de la mano de Nintendo Europa, lo que se traduce en buena localización y edición. Completamente en castellano y con manual a todo color, sí señor. De hecho, es uno de los pocos juegos de Atlus que han llegado en buenas condiciones, y es que Atlus, a pesar de no ser una gran empresa de videojuegos, consigue sacar varios títulos atípicos y minoritarios al mercado, de forma independiente ( ella lo hace, produce y edita tanto en Japón como en USA) y le va de perlas. Parece mentira que otras, destinando presupuestos millonarios saquen vergüenzas comparado con los modestos pero atractivos en su mayoría juegos de Atlus. Pero ya me centro en el juego que toca, en Etrian Odissey; a grandes rasgos, un RPG por turnos muy clásico, para desgracia de unos y alegría de otros.







El argumento es muy simple, o básico. Lo únicamente indispensable que sirve de excusa para jugar. Ydgrassil es un bosque enorme, muy profundo, laberíntico y plagado de monstruos. Tú, habitante de Etria, creas un gremio de guerreros para explorar el bosque a tu gusto. El resto de tramas son simplemente entorno a monstruos que lo habitan, misiones en una palabra.


El juego es totalmente libre, aunque vale la pena puntualizar eso. Puedes ir a tu aire, e ir explorando los diferentes niveles del bosque pasando totalmente de encargos o misiones, peor hay ciertos momentos del juego en los que debes hablar con algunos personajes para continuar avanzando, especialmente cuando se trata de poder acceder a alguna zona peligrosa y vetada, pero nada que no se solucione con un par de conversaciones vanas. También puedes optar por ir haciendo pequeños encargos (conseguir ciertos objetos, clasificar enemigos, cositas más pasivas) o misiones (más enfocado a las batallas, como eliminar a cierto enemigo). En el juego, simplemente vas de bosque a pueblo, dónde obviamente recuperas energía, compras o vendes objetos, eliges encargos/misiones y organizas tu gremio, que es lo primero que haces en el juego, registrar tu grupo de guerreros, máximo de seis. Les eliges tanto el nombre, como la clase que serán (guerrero, paladín, hechicero, médico, guardabosques, hasta nueve diferentes) el diseño del personaje (cuatro por clase) y el nombre. A medida que vayas avanzando en el juego, puedes personalizar su equipo y sus habilidades, mediante los puntos que consiguen al subir de nivel, y con los cuáles aumentar la vida o el ataque, o ciertas magias o habilidades no combativas como extraer objetos del suelo o talar árboles, necesarias para conseguir ítems y cumplir determinados encargos. De todo el zafarrancho de los menús, a la acción, en un juego completamente en primera persona, con combates por turnos totalmente clásicos.







Técnicamente simplón, gráficos muy austeros, quizá demasiado para los que buscan algo más. El bosque es en 3D, pero con un popping exagerado y unos píxeles de miedo. Los combates son con simples dibujos estáticos, con efectos simples de ataque y poco más. Es bastante pobre en éste aspecto, sobretodo lo de los escenarios, pero no es un apartado que tampoco lo considere demasiado vital en éste juego. Eso sí, los diseños de todos los personajes del juego son una gozada. En cuanto a la música cumple sin más. Melodías pegadizas y reconocibles cuando les has hechado horas y horas al juego. Nunca me extiendo demasiado en éste apartado, porque si realmente no me parece una maravilla, no creo que valga la pena remacarlo más.



Puede parecer simplón, y de hecho lo es. No hay casi historia que seguir, y no tampoco tiene demasiados elementos secundarios que poder hacer (los encargos y misiones, usar las habilidades para obtener objetos, y poco más). Pero es un juego divertidísimo, tan adictivo como difícil. Y es que hasta que no hayas alcanzado ciertos niveles, progresar en el juego es una odisea: pocas veces antes había visto un juego con nula curva de aprendizaje, y que quizás lo que más recuerdes como difícil del juego sea su principio. Repito que no es un juego complicado de manejar, pero si no estás realmente familiarizado con éste tipo de RGP’s de mazmorreo total y tienes paciencia, puedes llegar a frustarte porque es complicado avanzar los primeros niveles, tanto por la dificultad en sí de todo el juego como por la mecánica general. Sin embargo, se disfruta bastante con él. Ése toque de dificultad inicial se gradúa y lo hace asequible, de manera que sea divertido y no un tormento jugarlo. Además, tiene un elemento realmente muy original y que justifica que haya salido en ésta portátil: dibujar tú mismo los mapas. Cada subnivel del bosque (hay seis estratos, con seis jefes finales, en total unos 30 niveles diferentes, que algunos se expanden cuando consigues ciertos objetos) es virgen para tí, y recorriéndote todo el laberíntico bosque, irás dibujando con el stylus en la táctil tu propio mapa, marcando los diferentes elementos que te encuentres con las opciones que hay disponibles. Algo realmente fresco en un juego tan conservador.





Destripando

+
-Adictivo como pocos
-Poder dibujar tú el mapa

-
-El aspecto técnico, algo descuidado
-Curva inicial desmesurada
-Más situaciones, más vidilla y variedad.




Esquivando a los MALO

Etrian Odissey no es un juego para todo el mundo. Y con eso no me refiero sólo a las mamás, papás y abuelas, sinó también a los propios jugadores. Es un juego difícil, de corte muy clásico pero con elementos completamente nuevos como dibujar tú el mapa. Si después del Mistery Dungeon, quieres más RPG del duro, prepárate a sudar (más aún) con Etrian Odissey, un reto muy gratificante.


7/10