2/8/08

Jumper



Saltos instantáneos


Título original: Jumper.
Género: Aventuras, ciencia ficción.
Director: Doug Liman.
Reparto: Hayden Christensen, Samuel L. Jackson, Diane Lane, Jamie Bell, AnnaSophia Robb, Michael Rooker.
Productora: 20th Century Fox, New Regency.
Año y País:
2008, USA.
Web:
http://microsites2.foxinternational.com/es/jumper/





Sinopsis

David Rice ha crecido con el misterioso poder que casi todos sueñan poseer: teletransportarse a cualquier lugar del mundo que imagine. Hasta ahora ha utilizado sus poderes para escapar de su pasado, alimentar su inmensa fortuna y permanecer completamente independiente. Nunca ha conocido límites, fronteras ni consecuencias. Pero cuando David descubre a otro joven igual que él, un exaltado trotamundos rebelde llamado Griffin, la verdad de su existencia se revela. Ya no es un curioso fenómeno singular de la naturaleza, sino parte de una larga línea de anomalías genéticas conocidas como "saltadores", que además nunca están a salvo. Ahora David ha sido identificado por la organización secreta dedicada a matarle, al igual que a todos los saltadores. Será perseguido sin descanso en una caza que nos llevará literalmente de un confín al otro de la Tierra, al tiempo que se convierte en una pieza clave de una guerra oculta que se ha desarrollado durante siglos, invisible para el resto de la humanidad.



Cazando jumpers

Las pelis de superhéroes están de moda. Aunque desde hace unos ocho o nueve años, lo están. Claro que pagar una licencia de cómic, y después enfrentarte a la legión de fans devora-tebeos, que aunque no les importen a las productoras, si mucha gente ya va diciendo que es una película mala, poco se le podrá hacer. Por eso, es más seguro crear un nuevo héroe, y con Jumper así es. Un chaval que puede teletransportarse, con una ennovia cañón que decide volverse a tirar, mientras escapa de una Organización que le quiere liquidar y él intenta ocultar (inútilmente) su habilidad a la churri. No es original, tampoco es excesivamente impactante a nivel visual ( los teletransportes son efectistas, pero es que no hay nada más de efectos especiales, ni tan siquiera explosiones o peleas impactantes) y la trama amorosa es lo peor con diferencia, pero me gustó. Sí, es cortita
(una hora y veinte), es bastante ágil, sin complicaciones y para mí, creo que bien resuelta. Es cierto que se le podría dar hasta en el carné de identidad a los encargados de ésta obra, y que cuando acabes de verla no te cuestionarás nada sobre ningún tema trascendental, pero no se me hizo pesada, sinó liviana y entretenida , y eso es más de lo que consiguen muchísimas otras buenas películas.

6/10