12/8/08

La inquisición continua presente, y vienen desde Reino Unido




Como trabaja el censor en Reino Unido o una de las macabras (pero divertidas) pruebas de MadWorld.



Los verdaderos fanboys del sector son, descubramos la verdad, los miembros de las asociaciones censuradoras conservadoras. Se informan al minuto, leen impresiones, ven los tráilers y sacan conclusiones. Todo unos profesionales.
Pero de ser así como actuan, y no basandóse en lo que les sale del cimbrel, no puedo entender como Madworld es ahora atacado por el Mediawatch-UK, un grupo británico que salvaguarda las mentes perversas de los chavales hooligans. Según ellos, éste juego daña la imagen de Wii, algo que supongo yo que debería decidir la propia Nintendo, que para algo es su consola. Como no, han pedido a la BBFC que lo prohíba ya, aunque todavía queden más de seis meses para que salga. Como supongo que se han documentando a base de bien, seguro que saben el humor negro que destila el juego y que su estética de cómic es para suavizar las brutalidades. Seguro que sí. Seguro que se han fijado también en las decenas de juegos violentos que han salido, salen y saldrán, pero claro, siempre tiene que haber un cabeza de turco. El día que en UK adapten el PEGI en lugar de ése estúpido, arcaico y ineficaz sistema del BBFC, será día nacional allí. Acabo con el una cita de su comunicado extraída de Vandal:


"nosotros debemos asegurar que los valores modernos y civilizados sean prioritarios."


Me río yo con eso de modernos.