8/9/08

Preview: Monster Lab



¿ Siempre creíste tener dotes de diseñador ? Tranquilo, ahora podrás dar rienda suelta a tu vena creativa creando todo tipo de criaturas mecánicas. Muérete de envídia Dr.Frankestein.


Son pocos, pero ahí estan. Entre las toneladas de morralla, hay algunos juegos de desarrolladoras externas que intentan llegar a unos mínimos de calidad,y con planteamientos interesantes. El de Monster Lab lo es, aunque no original. Según sus propios creadores, Backbone expertos en juegos de descargas online, el juego es una mezcla de Pokémon en un universo digno de Tim Burton. Y ciertamente así es, Se trata de construir tus propios monstruos, y hacerlos combatir por turnos, y todo ello con unos diseños y ambientaciones oscuras, crípticas y góticas, pero lo suficientemente desenfadadas como para que no te lo tomes como un juego mature.




Un miembro de una peligrosa organización de científicos locos, crea un ejército de monstruos, y tú y otros tres científicos ex-miembros debéis pararlo. y debes pararlo, eligiendo uno de los tres colegas de profesión a elegir. Una vez hecho, a crear nuestras aberraciones se ha dicho. Las criaturas están formadas por cada una de las extremidades ( brazos, piernas, cabeza y torso ), y cada una será de un material distinto: mecánico, biológico y químico. Cada material es resistente a uno y débil a otro, por tanto la clave está en equilibrar las características de nuestro monstruo. Las piezas (unas 150) para formarlos las creamos nosotros, recogiendo previamente los materiales básicos y haciendo las mezclas que queramos ( hay alrededor de 300 ). El proceso de creación se compone de minijuegos que usarán el wiimote, sencillos y por lo visto, nada típicos a lo habitual ya visto.



Depende de cómo nos salgan, las piezas serán más o menos resistentes, y darán más o menos atributos a nuestra criatura. Una vez nos hemos explayado creando, tocará combatir, en batallas por turnos que no tienen demasiado misterio, pudiendo elegir uno de los diez monstruos que llevamos “en cartera”, y haciendo diferentes ataques, como puñetazos, lanzar rayos o gases venenosos. Antes de lanzar cada ataque, nos sale indicado en qué partes del cuerpo le hará más daño. El objetivo es desmontarlo por completo o destruir el torso, y cada extremidad perdida anulará los ataques que se realizaba con ella.




A parte de combatir, también tocará explorar los escenarios en busca de nuevos ingredientes, que también se pueden conseguir ganando combates además de obtener experiencia, o ir avanzando en la historia, pero todos los eventos del juego son completamente lineales e insalvables, es decir, que no los puede saltar. Pero si prefieres combatir con alguien humano, el modo online viene para satisfacer ésa necesidad, pudiendo disfrutar del tono cómico y de los gráficos bastante notables que tiene luchando contra un amigo.


Eidos tiene entre manos una interesante propuesta, que finalmente no se queda en exclusiva en Wii, y no lo digo por la versión de DS, sino por la de PS2. Pero aún así, la principal continúa siendo la de la consola de Nintendo, que cataremos a finales de octubre.