18/9/09

La joven de la perla





Historia pictórica


Título original: Girl With a Pearl Earring
Género: Drama
Director: Peter Webber
Reparto: Colin Firth, Scarlett Johansson, Tom Wilkinson, Cillian Murphy, Judy Parfitt, Joanna Scanlan
Productora: Archer Street Limited
Año y País: Reino Unido, 2003





















Sinopsis

Delft, Holanda, 1665. La joven Griet entra a servir a casa de Johannes Vermeer. Éste, consciente de la intuición de Griet con la luz y el color, irá introduciéndola poco a poco en el misterioso mundo de su pintura. Por otro lado, Maria Thins, suegra de Vermeer, viendo que Griet lo inspira, decide permitir la relación entre ambos a fin de que su yerno aumente su exigua producción de cuadros. Griet se rinde cada vez más a los encantos de Vermeer, si bien no puede estar segura de los sentimientos del pintor hacia ella. Finalmente, el maquiavélico Van Ruijven, consciente del grado de intimidad existente entre el maestro y la sirvienta, se las ingenia para que Vermeer reciba el encargo de pintar a Griet sola. El resultado será una de las mayores obras de arte jamás creadas, pero... ¿A qué precio para Griet?



Los europeos sabemos adaptar mejor las novelas. Primero, porque al no disponer de las inversiones necesarias para hacer superproducciones, historias más fantásticas o épicas, lo que podrían ser un Señor de los Anillos, son prácticamente inviables. Entonces, solo quedan obras sin tantas miras comerciales, obras como El Perfume o la que nos ocupa, La Joven de la Perla. En toda adaptación, se pierden muchos subtramas y detalles por el camino, y puede que en este tipo de cine esas perdidas sean más acusadas que no en un Crónicas de Narnia, donde a fin de cuentas, solo vale que la tengas más gorda ( y realista ). Son esas pequeñas cositas las que dan vida y diferencian a sus obras originales literarias. Al eliminarse esto para adaptarlo al lenguaje audiovisual, en más de una ocasión la película puede parecer una amalgama de sucesos sin demasiada conexión, o que la historia sea mucho más simple de lo que puede ser.

Evidentemente, no hay punto de comparación entre ambas obras. Por una razón muy simple, no se pueden comparar. Las reglas de juego son diferentes, pero perfectamente complementarias. Yo había leído la obra literaria, y ví la película de Peter Webber sabiendo el transcurso de los sucesos. Y es cierto que muchas situaciones o directamente eliminadas o simplificadas hasta la extremo, pero eso no impide disfrutar e la adaptación como obra en si misma. La vi acompañado, y la otra persona la disfruto y entendió de igual manera. Pero dejando ya de lado la eterna disputa de adaptaciones sí o no, la joven de la perla es una película mágica, con una caracterización de la época ( s. XVII ) sublime, banda sonora del oscarizado francés Alexandre Desplat muy acorde, y unos geniales y bellos planos. No en vano, es una historia sobre la imagen, sobre la pintura, y el apartado visual tenia que estar cuidado. Una bonita historia intepretada por bestias de actores/actrices, como Scarlett Johansson o la británica Judy Parfitt. El único que no encaja, Colin Firth en el papel del pintor Vermeer. La mascara de hierro que tiene por cara no ayuda en absoluto. En definitiva, la película una pequeña perlita, sobretodo a nivel de belleza visual, como no podía ser de otro modo.

7/10








2 comentarios:

M2Hero dijo...

La vi hace un añito y pico y me dejó idénticas sensaciones que a ti, pero por distintos motivos. Me explico.

Yo no he leído la novela, así que no puedo comparar hasta que punto es fiel o no y lo que aporta al universo de la misma. Sin embargo, desde el punto de vista fílmico, debo decir que coincido contigo: buenos planos, belleza estética, ambientación genial y música muy acorde. Las actuaciones me parecieron particularmente buenas, también la de Colin Firth, aunque puede que fuera porque pensé que el personaje del pintor debía ser así y lo estaba interpretando bien xD. Si no debía ser así (no sé como explicarlo, quizá con cara de extreñido y amargado, podríamos decir), entonces no está bien interpretado. Hay que ver lo que cambia la cosa de conocer o no el original.

Lo que sí me dejó un poco a medias fue la trama: no me pareció que fuera una película de una duración adecuada, eché en falta algunos minutos más de metraje y que la historia se desarrollara más, o pasara algo más, no sé. Quizá es demasiado pictórica, figurativa y estética (en el buen sentido) y por ahí sufra la trama.

En general, muy de acuerdo con lo que has dicho, en los puntos en los que lo puedo estar, por no haber leído la obra.

Un saludo.

Conner Kent dijo...

la única peli de la Scarlet que me gusta, y coin una fotografía preciosa