29/11/09

La HBO es mi nuevo Dios ( Generation Kill, House of Saddam, True Blood, Los Soprano )



¡ Si incluso la cabecera de 'contenido original HBO' ( no la he encontrado en el todopoderoso Youtube, conformáos con una versión oldie al más puro estilo Movierecord ) suena a música celestial ! ¿ Como no va a ser entonces mi nuevo Dios ? Vale sí,. Roma molaba mucho y tal, pero después miras Generation Kill, Los Soprano o Sangre Fresca ( bah, True Blood para los puritas ) y piensas: Ey, estos tipos no son normales. Los ejecutivos de ése canal por cable piensan en algo más que el dinero, increíble. Ya podría haber un equivalente nacional, aunque reconozco que TVE no lo está haciendo nada mal desde hace un año en cuanto a ficción nacional.



Generation Kill

Lo peor de la HBO es que esa tradición de series largas de incontables temporadas se ha perdido, aunque por otro lado casi mejor: no es necesario alargar innecesariamente una série hasta que la llegues a odiar. Lo de breve, dos veces bueno. Es una verdad como un templo. Y or esa regla de tres Generation Kill es buenísima, porque en tan sólo siete capítulos te descubre el horror de la invasión de Irak de 2004. No es Hermanos de Sangre, apenas hay escenas de acción y tiroteos al más puro estilo Salvar al Soldado Ryan. Es una série bélica, sin héroes sino con hombres. Hombres que cumplen su misión, creen en los ideales de los marines, pero que se dan cuenta a medida que avanza su despliegue en Irak de lo estúpido de la invasión, de la ineficacia de los generales y en definitiva, de la estupidez en la que participan, que no todo es disparar, aumentar el numero de bajas y vanagloriarte de ello. Pero ojo, aun con ése contenido de fondo la serie no destila un sentimiento antibelicista hippie empalagoso, al contrario. Una maravilla de miniserie, con el habitual despliegue de medios ( ¡ ésos humvees ! ) made in HBO.





True Blood (1 temporada )


No me gustaba Anna Paquin. Ni como actriz ni siquiera por ser agradable a la vista. Ni en Darkness ni X-Men. Una más. Pero en tan sólo cinco minutos encarnando a Soockie Stackhouse, te enamoras cual quinceañero de la tímida y puritana rubia camarera de la Norte América rural sureña. Allan Ball debía estar tocado por un ángel para hacer una série con unos personajes tan caraterísticos, bien definidos y diferentes entre sí. El cocinero gay traficante, el tímido e introvertido ( y con motivo ) dueño del bar, el Merlotte dónde trabaja Soockie; la amiga enfadada con el mundo ( brutal el papel de Tara ), el hermano pendenciero que cambia de lecho marital cada noche y los vampiros, que aquí no son afeminados y adolescentes, son peligrosos, son enigmáticos y viven en la medida de lo que pueden, integrados en la sociedad. Es curioso ésa contraposición, que refleja muy bien su introducción, del puritanismo y buena conducta de los habitantes del pueblo, y de lo prohibido y peligroso que resultan los recién llegados vampiros. Y a medida que avanza la série, descubres que quizás los más normales son los mismos vampiros, puesto que todos los habitantes del pueblo guardan un u otro secreto/s incofensables.


Unas gotas de crítica a la xenofóbia, unas pocas más de originalidad y personajes carismáticos y tienes True Blood, una bebida refrescante que viene en cajas de 13 episodios.






Los Soprano ( 1t )


Posiblemente, la primera série de esta nueva era de ficción americana tras el fenómeno creado por Chris Carter y sus aliens conpinchados con el gobierno. Pero a su vez, Los Soprano es diferente a todo el helenco de Perdidos, Prison Break y ése largo etcétera. Primero, es un sueño húmedo de muchos: una série basada en el mundo de la mafia. Me atrevería a decir que a todos los fans del cine de gángsters ( difícil no serlo porque es el fenómeno social que mejor ha sabido representar el cine en toda su historia ) siempre queremos más. Nunca nos cansamos aunque las trams sean similares y se usen una y otra vez los mismos clichés. Es como el subgénero de los zombies. Y Los Soprano llena ése hueco de dosis mafiosa en pequeñas dosis, pero ojo, se aleja de ésos clichés. Los mafiosos dejan de ser seres con corazón de plomo para ser humanos. El mismo Tony Soprano es un hombre con nulk relación con su mujer y mala con sus hijos, que se ve obligado a ir a psicólogo y que culpa a su madre como la causa de sus problemas. Como el mismo lema publicitario de la série de David Chase recita, es la família redefinida. O las mafias hoy en día con los problemas cotidianos. Aunque bueno, eso no le exime de tener cierto toque fanservice y ver ajustes de cuentas y trapicheos de la vieja escuela napolitana. Un buen equilibro entre ésos dos pesos, de forma que se equilibra y sale algo redondo. Al tanto con su banda sonora llena de clásicos y de su reparto formado por actores y actrices italoamericanos con muchas tablas ( la mitad de Uno de los Nuestros ).



House of Saddam


Miniseria de cuatro episodios tan solo basados en, sí, los habéis adivinado, el ascenso y caída de Saddam Hussein. Nada más comenzar, ver como se hace con el poder de Iraq. Y comprobar como poco a poco va haciendo purga de sus amigos de confianza, como recela del mundo exterior y como acaba cayendo miserablemente. Cada episodio narra una etapa diferente de su mandato ( llegada al poder en el '79, preámbulo a la crisis de Kuwait y Guerra del Golfo en el '88, fin de la Guerra y posterior recuperación del país y reacción mundial en el '95 y finalmente en 2003 con la guerra contra los norteamericanos y captura del líder ). No es un documenta para saberlo todo acerca del megalómano iraquí, hay que recordar que es una miniserie de ficción basada en hechos reales y cuando interesa, se dramatizan situaciones o se inventan. Pero sí sirve para comprender y tener una idea general sobre como se originó este conflicto en Oriente Medio con Iraq y como un hombre llamado Saddam Hussein duró tanto tiempo en el poder y su relación con su círculo más cercano, posiblemente lo más desconocido para todos. Mejor en versión original, con ése inglés árabe y la genial voz de Yigal Naor, que se sale en su papel de dictador.



4 comentarios:

Kirkis dijo...

Mira, ya odiaras a la puta Paquin. En serio, al menos yo la odio.

Sobre HBO, no hay dudas de que es la mejor cadena (a mi gusto) y Rome es una PUTA SERIAZA como la copa de un pino. Cuando se pase Andresito por aquí ya te recomendará ferozmente The Wire pero yo únicamente te daré un consejo.

Olvidate de las otras series que estés viendo. Ve Los Soprano. Es lo único que debes hacer. Ni estudiar, ni comer, ni trabajar, ni escribir para la pequeña N. Nada. Degusta Los Soprano (en VO PORFAVOR) y disfruta de la mejor serie de la historia de la televisión.

De regalo te dejo un link a espoiler con todo lo que nos trae el 2010 en la HBO: http://blogs.elpais.com/espoiler/2009/11/hbo.html

Conner Kent dijo...

bienvenido a nuestra secta XDD, es quye la hbo es mucha hbo

Andresito dijo...

The Wire, Carnivale, Sopranos, Roma... todas de 10. HBO es DIOS.

vid's dijo...

@ Kirkis No me digas eso de la pobra Paquin, con lo mona que es :P

Y le continuo dando duro a Los Soprano, pero la segunda no me está gustando tanto, eso no implica que no deje de ser maravilla pura xD