16/1/10

Sherlock Holmes


Reinventando a Holmes

Título original: Sherlock Holmes
Género: Aventuras
Director: Guy Ritchie
Reparto: Robert Downey Jr., Jude Law, Rachel McAdams, Robert Maillet, Mark Strong,
Productora: Warner Bros Pictures, Village Roadshow
Año y País: USA, 2009











Sinopsis

Sherlock Holmes debe enfrentarse a un nuevo enemigo, Lord Blackwood, y para ello cuenta con la ayuda de su fiel ayudante, el Dr. Watson, y de la bella Irene Alder, la única mujer que ha sido capaz de derrotarle.


A Ritchie no le sentó bien el matrimonio con Madonna. O al menos no en lo que nos interesa ( si la diva del pop es una tigresa o no en la intimidad, yo ahí ya no me meto ), su cine. Acostumbrados a sus películas corales repletas de drogas, casquillos de balas y mucho cabrón suelto que se relaciona con otros de su misma espécie, su última apuesta Rock'n'Rolla ( adorada por los chinos en mi blog ) no llegaba ni a la sombra de lo que fueran Lock Stock o su cumbre Snatch, cerdos y diamantes.

Aunque dudo de que le salga muy caro a los gerifaltes de las productoras, supongo que tanto tiempo ( casi una década ) desde su pelotazo Snatch hace que o aceptes trabajos por encargo o acabes como el eterno ex de Madonna. Pero aunque Sherlock Holmes, una película palomitera a más no poder, no entre dentro del mundo de Ritchie, lo cierto es que no hay nadie mejor en la meca del cine para resucitar al emblemático detective inglés.

Dicen los que saben de la obra de Arthur Conan Doyle que este Holmes es mucho más fidedigno al original, en contra de la imagen icónica que siempre nos ha dado el cine de tipo british 110% estirado. Habrá que hacerles caso, no soy ducho en la obra, pero si es así es el Holmes más entretenido que ha parido el cine jamás. A Robert Downey Jr. No le debe haber costado mucho preparar este papel. Un Tony Stark de finales del s.XIX que en lugar de un tecno-traje tiene su ingenio y a un compañero espadachín, Watson ( Jude Law ), que hace de contrapeso perfecto al loco de Holmes aunque si bien es cierto que se hecha de menos algo más de tirantez entre ambos personajes ( Watson está un poco ausente ). Ritchie se deja de sus líos entre personajes para ofrecer algo mucho más clásico. Un antihéroe contra un malvado de los que no mueren ni con cianuro y una novia ( la algo patética Irene Adler. Irene que no 'Airin' como lo pronuncian ) ladrona que aparece en los momentos ideales. El problema de Sherlock es que su historia principal no tiene misterio alguno, tampoco demasiado interés. A pesar de ser una película de aventuras muy clásica, siendo detectivesca que más sino que ofrecer algo de intriga. Lo curioso es que lo único verdaderamente intrigante se lo dejan para la segunda. Porque sí, entre lo que ha recaudado ( nada mal y mira que me extrañaría que alguien hubiera apostado por ella ) y los cabos sueltos, secuela ( sino más ) confirmada.

Ritchie sale airoso de su affaire con el cine más palomitero y hollywoodiense. Dos horas no memorables pero sí entretenidas y divertidas. Aunque puestos a sincerarnos, esperemos que sea eso, un simple affaire, porque Ritchie lo que sabe hacer mejor es cine de cosecha propia.

7/10