4/6/08

Review: Lost Winds



Viento fresco para Wii

La llegada del Wiiware, pretendía (y es) una esperanza para poder ver nuevos conceptos de manera que los estudios no se hipotequen su futuro en ello. Vamos, aire fresco al catálogo de Wii, literalmente, porque uno de los mejores disponibles actualmente, Lost Winds trata precisamente de eso, controlar el viento.










Info:
Título: Lost Winds
Género: Plataformas
Desarrollador: Frontier Developments
Editor: Nintendo
Plataforma: Wiiware
Wi-Fi: No
Nº Jug: 1
Idioma: Textos en castellano
Precio: 1.000 wiipoints



Paralelismos

Frontier ha conseguid estar en boca de todos gracias a este juego, siendo el título más fuerte del lanzamiento, por encima de Dr.Mario, Final Fantasy y sólo igualado (quizás) por Toki Tori. Y aunque no hay datos de ventas, es obvio que es el superventas del canal. Y se o tiene merecido: Lost Winds no sólo tiene un apartado artístico bonito, sinó que los gráficos estan a la altura, coloristas pero sin resultar molestos como pasa con otros títulos, y que da uso al wiimote de manera inteligente. El hecho que sea un juego grande (en ideas, no en tamaño) también viene en parte, porque recuerda mucho Zelda. De hecho, yo lo bautizaría como el Zelda de plataformas. Aunque Frontier nunca a reconocido la semblanza, comparten muchos puntos en común: la historia en sí (Antiguo dios malvado que se dice que renace y contamina otra vez el mundo, un hada (o dios del viento) que coge al protagonista como aliado, y que sirve el cursor en el juego, las cinemáticas (como si se tratásen de grabados antiguos) y un largo etc. No es para nada algo negativo, al contrario, es admirable que hayan conseguido acercarse tanto a Zelda en la manera de conta la historia, Y también sería digno de Nintendo el uso que le dan al wiimote: no sólo sirve de simple cursor, sinó que guía las ráfagas de viento que usamos: por ejemplo, para hacer caer una fruta de un árbol, hacemos un rápido movimiento hacia el árbol de manera que eso haga tambalear la fruta y que caiga, hacer saltar llamas de una antorcha, hacer volar a Toku para que llegue a lugares altos, mover objetos aunque estén lejos de nosotros, y muchos más usos curiosos que se van obteniendo a lo largo de la aventura en forma de poderes que recuperamos, pues de eso va la historia del juego, en recuperar una serie de poderes que perdió nuestro compañero, el Dios del viento. Más adelante, conoceremos a más personajes ( bueno, sólo un par) que nos encomendarán otras tareas similares.





Pero, el juego, a pesar de haber estado alabándolo, tiene fallos. El primero y más obivo, que es demasiado corto. Pero no sólo por el hecho que en poco más de tres horas y media te lo pases, que también, sino por el hecho que no da tiempo de explotar todo el potencial que tiene el juego. A medida que juegas, quieres más y más, y cuando te das cuenta, ya se ha acabado. La falta de variedad de escenarios ( en sí, apenas son unos pocos: pueblo, campo, mina y cueva), la poca o nula variedad de la música ( bonita eso sí) y en general, esta limitación fecta a todo el juego en sí. Y es inevitable que te deje un cierto regusto a decepción, a quiero más y no puedo hasta dentro de varios meses. Además, es un facilito, y aunque tenga buenos puzzles ( en los que combinar los poderes del viento para superarlos) tampoco invita a rejugarlo, y el afán de recoger todas las estatuas ( la única misión secundaria del juego) no es suficiente. Además, el precipitadísimo final no ayuda a mejorar ésa sensación final (y pasa esto, aquello y se acabó, fin). Como último punto destroyer, decir que en el úlimo nivel, hay cierto puzzle que (creo) que no está bien montando, de manera que si no usas cierto objeto contra determinado obstáculo y lo haces con otro, te ves obligado a salir y volver a entrar para rehacerlo.


Destripando:

+
- Bello, bonito, una delicia para la vista.
- Uso inteligente del wiimote.
- Ése aire a lo Zelda.

-
- Que juegos del Wiiware sean mejores que el 75% del catálogo en formato físico.
- La duración, limita a todos los aspectos del juego, dejando una sensación de oportunidad aprovechada a medias.




Volando por Mistralis

Imprimir una calidad y saber hacer digno de Nintendo en juegos que no ha hecho ella, es algo admirable, y Frontier lo ha conseguido. Pero no sólo eso, sinó que su Lost Winds, además de ser estrella del Wiiware, se ha ganado a pulos el título de juego de Wii, pues el juego es perfecto para esta plataforma. Y a pesar de sus errores (que tiene fácil solución), perdérselo, es decirle no al majo Toku. Y eso no se le puede hacer a un niño.

8/10