16/9/08

Review: No More Heroes



Historia de un sicario otaku



En una época, ya demasiado larga, de juegos genéricos y secuelas hasta el aburrimiento, una luz blanca se ilumina al final del pasillo y unas gafas se descubren bajo un rostro salpicado de sangre y sonriente. La última obra de Suda 51 descuartiza a la competencia hasta llegar a lo más alto del ránking de Wii.









Info:
Título: No More Heroes
Género: acción
Desarrollador: Grasshopper Manufacture
Editor: Rising Star
Distribuidor: Virgin Play
Plataforma: Wii
Wi-Fi: No
Nº Jug: 1
Idioma: textos en castellano, voces en inglés
Precio: 60e.
Web:
http://www.lavidadetravis.com/





Sylvia, la Organización y cintas de lucha libre

Ha sido uno de las grandes promesas de Wii desde que en el Tokio Game Show del 2006 se mostráse un vídeo CG, el primer tráiler del juego, enseñando desde el primer momento el espíritu gamberro y alternativo del juego, con un Travis enfundando en una capucha que se enfrenta al asesino número once, Helter Skelter, con el que da comienzo el juego. Pensando originalmente para la consola de Microsoft, Goichi Suda y su equipo Grasshopper han trabajado duramente a lo largo de dos años para que finalmente su proyecto Heroes, acabáse saliendo las navidades pasadas en Japón (marzo en Europa) bajo el nombre de No More Heroes. Igual que Sakurai con
Smash Bros Brawl, Suda a sido inteligente y se ha servido de la potente herramienta que es Internet para mantener una expectación sobre el juego semanalmente con minivideos de apenas quince segundos de duración mostrándonos escenas gameplay o parte de los jefes finales.






Además, en cuanto ha su salida europea ha hecho un auténtico tour por el viejo continente. Toda ésa campaña le ha servido para colocar más de 300.000 copias a nivel mundial. Sí, es una nimiedad comparado con las cifras que manejan otros títulos de similar calidad, pero lo cierto es que puede considerarse el mayor éxito del hombre. Sus juegos no son aptos para todo el mundo, Killer 7 y su estrambótico argumento y mecánica es un buen ejemplo. Y aunque No More Heroes es mucho más sencillo de jugar y disfrutar, Marvelous y Rising Star, la productora y editora europea del juego respectivamente, han querido evitarse problemas con respecto a la violencia del juego, ya que no todos los días puedes decapitar o desmembrar enemigos a golpe de catana con la consecuente lluvia de sangre. A igual que no todos los días se prohíben lanzamientos de juegos como el
manido caso Manhunt 2, aunque en Alemania eso sí que es el pan de cada día. Sea por lo que sea, y aunque Suda haya intentando minimizar la importancia del hecho de la censura japonesa y europea, en USA Ubisoft no tuvo reparos en incluir la característica violencia extrema, las desventuras de Travis para alzarse con el primer puesto de máximo asesino y beneficiarse a Sylvia siguen siendo una de las mejores experiencias virtuales de esta generación.


Se suele decir que es mejor la manera de llegar a un objetivo, que conseguirlo en sí mismo. En No More Heroes, ambas cosas son geniales. Mediante una introducción en la que se nos muestra como Travis acaba con Helter Skelter, conoce a Sylvia y se enrola en la loca carrera para obtener el primer puesto de asesinos, el propio protagonista nos invita a que le acompañemos en su misión. Y encantados los hacemos, sobretodo si lo primero que hace tirar la puerta debajo de la mansión del décimo asesino, Death Metal, con su descomunal moto a la par de suelta un jodéos a dos guardias que se carga. Y desde ése punto, nos salta el tutorial con el cuál aprender a manejar nuestras catanas láser, a más puro estilo salbre de luz de Star Wars. Cada una de las tres catanas que llegaremos a tener durante el juego, cambian de nombre, de diseño, potencia y combos diferentes, además de la chulesca pose de desenfunde de Travis. Es sencillo repartir espadazos lumínicos: controlando a Travis en 3ª persona, moviéndolo con el stick y y agitando el wiimote en la dirección que queramos dar el golpe. Su gama de movimientos es quizás escasa a tenor de lo que podríamos esperar en un juego de espadas para Wii, pero teniendo en cuenta que la recreación fiel no se consigue si no es con el motion plus, Grashopper ha hecho uno de los mejores y realistas controles para Wii, sólo igualado por los juegos de la propia Nintendo. Parece mentira que tenga que ser una pequeña y humilde, pero con reconocimiento mundial, la que haga mejor control que otras grandes compañias.





El juego detecta las cuatro direcciones de golpes, y bastante fiel, además de la altura del mando, si arriba o abajo, porque no es lo mismo dar estocadas con la espada en determinadas posiciones. Estas combinaciones dan lugar a multitud de combos, que si se mezclan con los repetidos golpes da la posibilidad de hacer un golpe final en forma similar a un QTE, pero a la vez diferente, haciendo un golpe drástico y final con el wiimote. Algo así como un fatality. Las diferente espadas dar más variedad aún en cuanto a los golpes y combos a hacer, con lo cuál puedes desatar tu vena creativa para asesinar como más te plazca.

No todo se basa en repartir estopa, pues para acceder al otro asesino, debemos pagar una cuota de entrada, y para ello necesitamos dinero., que obtenemos a base de trabajar. Pero trabajos quizás algo turbios, como acabar con un número de enemigos o en otras condiciones especiales. Si no queremos ensuciarnos las manos, podemos hacer trabajos honrados como poner gasolina, rescatar gatitos o basura, cortar la hierba. Estos son bastante surrealista, divertidos y funcionan similar a minijuegos, pero claro está que no se gana tanto dinero que con los trabajos sucios.



La ciudad de Santa Destroy da para más, a parte de los trabajos o los asesinos. Moviéndonos por ella a lo sandbox ( como en un GTA) con nuestra exagerada moto, podemos ir a las diferentes tiendas, como de ropa, videoclub o el almacén de armas de Naomi, además de explorarla para conseguir las bolas de Lovikov, un ruso borracho que nos enseña técnicas de lucha libre, que también podemos aprender con los vídeos, y que no servirán para aumentar la lista de ésos fatalities antes mencionados. Entre bolas y bolas, hay trabajos alternativos que salen aleatoriamente en el mapa, que consisten en dar cera a pandillas con unas reglas específicas, o incluso podemos obtener ropa u otros ítems mirando en los contenedores de basura, eso si no eres demasiado fino para ello.

No More Heroes hace gala a su nombre. Debes acabar con diez asesinos, pero Travis no es el típico protagonista. Es todo un antihéroe, el mata por placer, por ambición, y por lujuria. Es gamberro, se ríe a la cara de los propios asesinos, él es el que agarra su particular guadaña, somos el malo del juego, y resulta divertido. No por violencia gratuita como pasaría con en un GTA, que comparte ése punto de gamberrismo divertido, sino que aquí, aunque no está justificada sale con estilo. Cada jefe final merece casi un apartado propio, como de hecho tiene regularmente en
vidsworld TV. Su estética, sus pensamientos, sus caracteres, lo estrambótico que resulta mezclar a todos ésos personajes únicos en una sola ciudad y con alguien como Travis Touchdown.



A Suda 51 le gusta jugar con jugar el jugador: las referencias virtuales, como fases de matamarcianos, ítems pixelazos, llevado a la exageración como la propia moto, las catanas o algún jefe final como Letz Shake, además de su banda sonora, su genial banda sonora, llena de temas claramente influenciados por el aroma retro. Aún siendo quizás el juego más digerible de Suda, sigue siendo una obra muy personal, propia, llena de humor negro e ironía, gamberrismo, exageraciones y referencias al mundo del videojuego y cultura moderna. Es por ello, que halo especial del juego no es apto para todo el mundo, ya no me refiero a los no jugadores, sino al propio jugón. Y es que si no se comprende la orientación del juego, difícilmente se disfruta, porque su principal defecto, y el que se suele tener más en cuenta, que es el técnico, el juego hace aguas por todos lados. Santa Destroy es una vergüenza de sandbox, vacía, sin interactividad, llena de detalles muy mejorables. Y en el resto del juego, aunque mucho menor, sufre el mismo problema. Pero en este caso, se hace una excepción, ya que el carisma y estilo que derrocha No More Heroes suple con creces cualquier virguería gráfica actual. Además no es justo valorarlo con otros juegos, dependiendo de quién vengan. Aunque con fama y prestigio, Grasshopper no deja de ser un estudio de videojuegos, que sus productos no tiene salida comercial, y esto resiente inexorablemente al presupuesto que poder manejar, y más si es Marvelous, una editora más bien modesta la que apoya el producto. Más vergonzoso es que un estudio así de lecciones de cómo hacer los juegos a grandes niponas como Konami o NamcoBandai, con sus juegos para Wii, que ni técnicamente superan a Travis y cía.




Destripando:

+
- El carisma, estilo, humor y gamberrismo que destila el juego.
- El buen uso del wiimote.
- Todos sus personajes.
- La suprema banda sonora.
- Uno de los cracks de la consola y de la generación.


-
- La polémica de la sangre.
- Que no haya más juegos así. Ya no sólo en Wii, sino en general.
- Los ramalazos sudamericanos de la traducción.



Go to the Garden of Madness



Estamos ante la mejor obra de Goichi Suda de todos los tiempos, y eso no sucede todos los días. Ya sea en un su versión yanqui tomatera, o la europea con sus negros cuadraditos, hazte con él, si es que lo no las hecho ya. Ignora sus limitaciones técnicas y sumérgete de lleno en Santa Destroy, la ciudad con los mejores personajes del videojuego en años.

9/10







5 comentarios:

Andresito dijo...

Este es uno de esos juegos que me hace querer tener una Wii. Pero como sé que al final sólo juego al PC, termino por controlarme y no me la compro...

vid's dijo...

Pues descontrólate por una vez, que vale la pena :)

Kirkis dijo...

Dudas de ayer y hoy. Pensé que el juego estaba CENSORED en la versión PAL no?

Es que no me lo compré aún porque quería pillarme la versión NTSC/USA que viene cargadita de sangre

vid's dijo...

Si, esta censored,. Pero ya sea con litros de sangre, minicuadradtios o arcoiris, es un juegazo como la copa de un pino.

Roy Ramker dijo...

No More Heroes, sin ninguna duda, uno de los más grandes de Wii.