3/11/08

Preview: Dragon Ball Origins



Montáte sobre la nube Kinton para empezar una verdadera odisea con Goku y Bulma en busca de las siete bolas de Dragón. Nada de batallas en otros planetas o pelos pincho y dorados, aquí sólo vale la aventura.



Desde que Dragon Ball aterrizáse en Estados Unidos por allá el 200-2001, NamcoBandai, propietaroia de los derechos para el videojuego del manga más famoso, vió un filón y retomó la Dragon Ball manía, que o tocaba desde Final Bout de PSX, para bien de sus arcas. La trillada saga Budokai es probablemente la más conocida de esta última época, pero en portátiles, aunque también hubieron juegos de lucha como los dos Supersonics Warriors, se tomó generalmente una tónica algo diferente: los dos Legacy of Goku, Buu’s Fury y GT Transformation, todos ellos para GameBoy Advance, mezclaban la exploración con la lucha, pero en perspectiva isométrica y sin ser un uno contra uno, al contrario que los demás. Tuvieron cierto éxito, a la vista esta por el número de entregas, pero desde luego no iban sobrados de calidad y de hecho los dos últimos no llegaron ni a pisar el viejo continente. Sin embargo, en 2005 Namco decidió explotar una de las sagas de la série que no había tocado hasta entonces, la original, sin subtítulos Z ni GT, la Dragon Ball pura y dura con Goku pequeñín, su búsqueda por las siete bola y el ejército del lazo rojo metido en el ajo. Lo hicieron en forma de beat’ em up y les quedó uno de los últimos mejores juegos de GBA ( porque DS estaba a unos meses vista ) y uno de los Dragon Ball más recordados. De ahí la expectación de este Origins, porque supone la vuelta otra vez, a los orígenes del personaje.





Y aunque sea algo arriesgad para NamcoBandai sacar un juego basado en la primera saga de la serie, ya que no tiene tanto tirón como Z, su mecánica y jugabilidad es más bien conservadora, no es para nada innovador. Pero eso no es algo negativo cuando copias el estilo de un juego como Phantom Hourglass, el último Zelda hasta la fecha y el único para Nintendo DS, al cuál se le tiene que reconocer el mérito de haber adaptado perfectamente la mecánica a las características de DS. Dragon Ball Origins copia ése estilo, controlando todas las acciones de Goku con el stylus en la táctil, guiando sus movimientos o haciéndole atacar con sus puños o bastón mágico a los enemigos ( pudiéndolo hacer girar alrededor como el golpe circular de Link ), así como hacer Kamehameha’s ( tocando repetidamente a Goku para mantenerlo ), aunque todo a su debido tiempo, ya que la trama es totalmente fiel a la serie original de Toriyama: desde que Goku se encuentra con Bulma, pasando por Pilaf y sus ansias megalómanas ( y con la correspondiente transformación de Goku en mono ) hasta, en principio, el primer torneo de Goku y Krilín, en el cuál se enfrentan a TenshinHan. Todo muy fiel, incluso en las escenas de vídeo, combinando las dos pantallas y calcados a las viñetas originales, con los personajes dotados de mucha expresión, como un cómic vamos, y sin estar el cell-shading.




Ésa es otra, pues no usa la técnica gráfica nombrada, sino unas 3D resultonas, mostrando a los personajes casi SD ( super deformed ), que se ven reforzadas con onomatopeyas a lo cómic, tanto en los vídeos, como en las batallas. Pero no todo será repartir mamporros, pues el juego combina perfectamente las peleas con la exploración de los escenarios e ir resolviendo puzzles, para hacer que nuestra compañera de fatigas, la joven Bulma, pueda seguirnos. Y si no crees que aún es suficiente, el juego incorpora funciones online. Sí, funciones y no juego en sí: simplemente para intercambiar objetos. Después de arrasar en Japón con más de 130.000 copias desde septiembre,el último Dragon Ball, hecho por GameRepublic ( cradores de Genji o Folklore ) llegará a Europa el 4 de diciembre, y podremos comprobar si realmente está a la altura o no del origen del mito.

Web oficial








3 comentarios:

Andresito dijo...

La primera saga de Bola de Dragón es la mejor de largo. Después empieza a ser demasiado destroyer y pierde toda la gracia...

Ollodepez dijo...

Pues no soy yo muy seguidora de Dragon Ball que digamos, pero el juego no tiene mala pinta, la verdad.

hvn dijo...

Bueno, veo que no soy el único que le gusta más esta saga que la Z..
De todos modos una pena que no dure hasta el final completo, pero este juego yo creo que lo compraré, `porque promete