2/12/08

Impresiones: World of Goo y Lego Batman



El color negro está de moda. Sin embargo, en este caso no esta relacionado con nada sombrío, más bien lo contrario, un par de juegos la mar de amables. Impresiones de World of Goo y Lego Batman.



World of Goo

Sólo hay un juego independiente de este año que haya levantado tanto revuelo como World of Goo, Braid. Ambos comparten un punto en común, son joyas artísticas amateurs, que consiguen emocionar a más de un jugador veterano, cosa que muchos juegos de profesionales respetados no consiguen. Sin embargo, y aclarando desde el principio de World of Goo es un buen juego como pocos hay en el mercado, al contrario que en la obra de Jonathan Blow el juego no resulta muy original.

Eso por no decir nada original. Jugar a World of Goo es jugar a la vertiente más jugable, afable y mimada artísticamente del Bridge Building Game, aunque seguro que hay cantidad de juegos similares dónde dar rienda suelta a tu creatividad para construir puentes. Porque 2D Boys ha cogido tal cuál esta mecánica: construir puentes o edificaciones a partir de un amasijo de Goo's, unas bolitas negras que funcionan como nexo de unión entre las diferentes partes de la infraestructura. Puedes añadirle más variedad de situaciones y escenarios, trampas e incluso el elemento de ir rescatando Goo's del nivel para poder hacer más grande tu puente y llevarlos a todos a su salvación, el mismo objetivo que tenía Lemmings, con el cuál guarda también cierto parecido. E incluso Super Mario es fuente de inspiración hace, no sé exactamente porqué pero el mapa para elegir nivel también me recordaba a los de la mítica franquícia. Por eso, y aún con ése sabor clásico de buen juego que reúne varios puntos conocidos y los presenta de una forma tan homogénea y buena que da gusto jugarlo, a un juego independiente le pido algo más que saber reciclar con maestría.






Lego Batman


Si ves un filón, aprovechálo. LucasArts le cerró el grifo a Telltale cuando estaba a un paso de renacer a la aventura gráfica, pero sin embargo no reniega de su fórmula accesible y divertida de ofrecer juegos de licencias, y poder lucrarse de la fama de estas, que además resultan originales. Tres Star Wars, un Indiana Jones y ahora un Batman. Sin embargo, y aunque podría resumir el juego como continuista y punto, sería no reconocer que Lego Batman es mucho más complejo que sus otras cuatro entregas “Legueras”. Los escenarios no son un mero decorado en los que romper el mobiliario, recoger los objetos y para adelante.

En Lego Batman tienen algo más de chicha, una carne con un alto porcentaje en plataformeo. La cámara ya nos avisa, alejandóse y siendo menos flexible, lo cuál nos muestra unos escenarios de jugabilidad aparentemente de scroll lateral, aunque tienen profundidad, continuan siendo en 3D claro. Se mantienen los elementos de Lego ( destrozar personajes en cubitos, recopilar ítems, incluso la interfaz se mantiene ), pero la mecánica vas más allá del mero beat 'em up,. Con un toque más plataformero como he dicho, que explota más las posibilidades de los escenarios, Lego Batman supone una pequeña evolución por lo probado, dejando de ser tan facilote y siendo, sólo un poco, más profundo.









2 comentarios:

Conner Kent dijo...

bueno tengo el batman ahí muerto de asco :( ma ver si lo cojo, tiene buena pinta

Andresito dijo...

El Word of Goo lo probé (la demo) y no me convenció como para comprarlo. Y el Lego Batman... no sé, es que nunca me han atraído mucho los juegos de lego.