19/12/09

Los videojuegos dan el salto a los museos

Con cerca de más de cincuenta años a sus espaldas ( aunque fuera una década más tarde cuando comenzaran a ser algo serio ) los videojuegos van cobrando cada vez ése protagonismo merecido y ya toca ir haciendo un fondo histórico para no perder los orígenes y evolución del ocio virtual. Mientras que en nuestro país bananero apenas hace unos meses que fueron considerados cultura, otros países como Estados Unidos o Francia llegan un poco más allá, incluyendo a los videojuegos como una parte más de su fondo museístico. El Museo Nacional del Juguete Rochester, situado en Nueva York, ha admitido a la veterana Game Boy aka 'la tocho' dentro de su Hall de la fama. No es la primera iniciativa similar que lleva a cabo este museo. A principios de este año inauguró un edificio dedicado a la historia de los videojuegos, en Centro Nacional de la Histora de los juguetes electrónicos, con más de 114 cabinas de recreativa originales. Lo curioso es que junto a la GameBoy, el stick y la Atari 2600 ( y la pelota. Sí, la pelota de toda la vida ) también han entrado en este selecto grupo de 44 juguetes merecedores de estar en el Hall de la fama.


En Francia, la propuesta de museo pretende ir más allá, creando un museo retro del videojuego. La iniciativa, impulsada por el grupo de fans del retro-gaming MO5, pretende tirar adelante haciendo presión al Gobierno francés ( mediante entidades culturales como el Museo de la Ciencia de París o la Biblioteca Nacional de París ) para que lo cree a tenor de la reciente inauguración del Instituto Nacional de las Ciencias Digitales. Sería todo un sueño que de aquí a unos años, podamos ir al CosmoCaixa o a la Ciutat de les Arts i les Ciències de València ( por citar un par de ejemplos ) y ver allí sendas exposiciones de videojuegos. Sólo es cuestión de querer.