19/5/08

Review: Bully: Scholarship Edition



Lo que siempre quisiste hacer en el colegio

En un mundillo en el que parece que mostrar algo de sangre o pechuga está ahora mal visto, Rockstar recupera uno de sus juegos más polémicos ( aunque cuál no lo es?). Biología, gamberros, animadoras y bombas fétidas, se dan cita en Bully.








Info:
Título: Bully: Scholarship Edition
Género: Acción, aventura
Desarrollador: Rockstar Vancouver
Editor: Take2
Plataforma: Wii, Xbox 360
Wi-Fi: No
Nº Jug: 1-2
Idioma: Textos en castellano, voces en inglés
Precio: 50e.
Otras características: 60hz, 480p.




Bienvenido a la Bullworth Academy

Es raro que en esta nueva versión de Bully, no la haya acompañado toda una série de críticas en los medios, como pasó con su entrega original emn 2006, para PS2 y que tuvo que cambiar su nombre en Europa por Canis Canes Edit. Supongo que los medios y asociaciones ya habrían tenido suficiente con Manhunt 2 y se prepararon para GTA IV. Sea como fuere, Rockstar sabía el potencial que tenía Bully, y le dió una segunda oportunidad, a pesar del fracaso comercial del primero, esta vez saliendo para Wii y Xbox 360. Y aunque en la consola de Microsoft el juego parece un tanto desubicado ( por el nulo aprovechamiento y optimización a la consola y sus innumerables bugs, aunque estos han sido solucionados por parche) en Wii se adapta perfectamente. Y es que desde que Nintendo habláse con Rockstar, aunque no con proyectos originales, si podemos decir que ha sido una de las desarrolladoras que más ha apoyado a Wii, y sobretodo por la calidad notable de sus juegos como
Table Tennis.

El juego no varía apenas de la versión de PS2, excepto algunas asignaturas más y misiones extra, y claro está, el control adaptado al wiimote y nunchuk. Nos metemos en la piel de Jimmy Hopkins, un chaval algo problemático que es enviado por su madre y padastro a la Academia Bullworth, para perderle de vista mientras ellos dan su viaje de novios. En la escuela pronto veremos como se las gastan los alumnos allí. Hay diversas bandas: los pijos, los macarras, los abusones, los deportistas, las chicas y los empollones, cada una con sus características propias (apariencia y lugar por dónde merodean). A lo largo del juego, algunas misiones que hagamos harñán que nos ganemos el odio de otras bandas: por ejemplo, si salvamos a un empollón de los abusones, estos se cabrearán con nosotros, pero mejoraremos la relación con los empollones. Obviamente, puedes ser un gamberro y meterte con los estos últimos, pero la línea argumental del juego no va por ahí, o sea que tampoco disponemos de total libertad para actuar. A mediante que hagamos misiones, conoceremos a personajes tan carismáticos como el director, el profesor de gimnasia, las chicas guapas, el loco Gary, etc; todos ellos personajes típicos que ayudan aún más a disfrutar de esta gran parodia: fabricar bombas fétidas y lanzarlas a la gente, meter alumnos en las taquillas, espiar en el lavabo de chicas, poner cacas incendiarias, ligar con una chica y un gran largo de situaciones desternillantes y típicas de las séries y películas americanas. Pero no todo es cachones en Bullworth. Puedes ser un gamberro, pero se paga: por todo el recinto escolar, pululan vigilantes de moralidad. Si te pillan haciendo una gamberrada o haciendo novillos, te cazan, te quitan los objetos que no deberías tener y en el último caso, te envían a clase o al despacho del director. Y lo mismo ocurre fuera de la Academia (cuando llegas a un cierto punto, puedes ir al pueblo cercano) con la policía.


La libertad y posibilidades del juego, se van abriendo exponencialmente según avanzas, con lo cuál, las primeras horas de juego producen quizá una sensación errónea del juego final, y tener algo de paciencia ayuda a poder disfrutar de un juego completísimo y largo, pues dedicándote únicamente en la historia, puedes llegar a las 30 horas fácilmente, que se alargan mucho más a base de hacer misiones extra, conseguir objetos y demás pijaditas. Como he dicho, el juego acaba ofreciendo una libertad considerable: no tienes toda una ciudad recreada como GTA, de hehco el mapeado es muhco más pequeño, pero también mejor caracterizado: en la Academia tienes los diferentes dormitorios, el edificio de clases, la residencia de los más elitistas, la biblioteca, el garaje y el recinto deportivo, con su piscina, campo de futbol, etc. Te despiertas en tu habitación de la residencia masculina, te vistes como quieras (puedes personalizar al personaje con la ropa o el peinado) y tú decides el plan del día. Si asistir a clases, vaguear por el recinto, ir a la ciudad y hacer pequeñas faenas como repartir periódicos, o seguir las misiones de la historia. Siguiendo el primer modo, haces asignaturas como Biología (dónde diseccionas animales de manera similar a
Trauma Center), Música, Inglés, etc. Todas ellas son minijuegos que si los superas, apruebas la clase, y siempre o consigues nuevas habilidades o nuevos objetos que utilizar.



En lo que respecta a la conversión, pues técnicamente hay una (muy) leve mejora respecto al de PS2, que tampoco es que fuera una maravilla en ése aspecto. En general, tiene un nivel decente, aunque la falta de polígonos se nota en los vídeos. Y aunque no tiene escenarios tan grandes y extensos como otros juegos de este estilo, no sufre de popping. En cuanto al control, pues perfectamente adaptad, controlando a Jimmy con el stick del nunchuk, y con los botones del wiimote para las diferentes acciones. En ciertas clases ( sobretodo las nuevas), el uso del mando es original y también en los combates.


Destripando

+
- Original.
- Recreación divertida y irónica de la vida escolar.
- El control muy bien adaptado.
- Largo, muy largo.


-
- Técnicamente, sólo decente.


Ten la nariz limpia, o te la limpiaremos nosotros

Bully es uno de ésos juegos que por peculiaridad, suelen pasar desapercibidos. Y los que se pasen de él, se están perdiendo uno de los juegos más divertidos y originales que han salido en mucho tiempo. Y ahora que está disponible en más plataformas, gracias a la osadía de Rockstar, es difícil no poder hacerte con él.

9/10