14/7/08

Preview: De Blob





Es la amenaza de los pintores profesionales: pinta ciudades enteras, y encima gratis. Procura recordad lo que aprendiste en clase de plástica sobre los colores, porque en De Blob lo necesitarás.

Existe la creencia que en Wii sólo la propia Nintendo hace buenos juegos. Y eso cierto, en parte, porque yo al menos he tenido el placer de jugar a juegos tan buenos como Table Tennis, Bully o No More Heroes. Quizá los que critícan el catálogo de la consola, no conozcan estos juegos, o los quieran obviar o suelten cualquier excusa para ignorarlos y menospreciarlos. Los que sí que no se puede negar es el éxito de la consola, y aunque eso llame al dinero fácil, hay algunas desarrolladoras que intentan hacerlo bien, como es el caso de THQ: Deadly Creatures y De Blob son buenos ejemplos de ellos pues se tratan de casi los juegos más importantes de la compañia para este fin de año, y no es una decadente precisamente. Concretamente, vale la pena hablar de éste último, De Blob. Juego hecho por unos universitarios holandeses como proyecto de carrera, que gustó a todo su entorno ( el propio ayuntamiento les reconoció el mérito e incluso se le tiene como mascota de Utrecht). El juego se distribuyó en PC vía freeware, y la originalidad de la idea atrajo a THQ, que gracias a ellos, ése grupito de amigos ha hecho el negocio de su vida.

Este De Blob no es una simple conversión del juego freeware de PC, sinó casi un juego nuevo, porque aunque divertido, De Blob tenía muchas carencias para lanzarlo en formato físico, por eso se encarga Blue Tongue, bastante ligados a THQ. Pero éte rediseño no afecta a la mecánica del juego en sí. Para definirlo de algun modo, se trata de un Katamari pero con colores. La historia que han implantado al juego trata de una revolución hecha por nuesto protagonista, una bola de blanca capaz de absorber colores. Su tarea es devolver a Chroma City su variedad de colores, ya que está bajo el yugo del dictador Black y el grupo INKT.

La mecánica consiste en ir por la ciudad a tu aire, y todo lo que toca la bola se "mancha" con el color que lleve en ése momento. Pero las diferentes misiones del juego ( como pintar de un determinado color un edificio) requiere combinar los colores (que se absorben congiendólos de los habitantes de la ciudad) para conseguir el deseado. Pero ojo, tienes que tener cuidado de no absorber el color de otro, caer en manos de los guardas de IKNT o caer en el agua (dónde te liberas de todo color) para no perderlo. Claro que siempres puedes acabar con ellos ( los enemigos), centrando con Z y dándo un pequeño movimiento de wiimote. Y es que el control es muy sencillo, moviendóte con el stick del nunchuk por los escenarios y pocos botones más a usar, auqnue eso no implica que no se usen combos en el juego, como enlazar saltos paa llegar a un objetivo, porque además de explorar a tu bola (nunca mejor dicho) el modo principal tiene un fuerte factor de plataformeo y de puzzle.

Pero si no te gusta seguir la historia, siempre puedes optar por el multijugador a 4 personas (no online,eso sí), contrareloj o hacer misiones determinadas y ajenas a la historia. Todo esto con un apartado gráfico muy colorista ( el juego lo requiere), con un modelado general desenfadado y sólido, aunque sí padece un poco de popping y según los que lo han probado, de framerate. Aunque Blue Tongue ha asegurado que estos dos meses que quedan para que salga el juego en sus dos versiones ( Wii y DS, ambas el 26 de septiembre) trabajarán únicamente en éste aspecto, porque el resto del juego pinta inmejorable, con una jugabilidad muy adictiva y accesible. Puede que esta revolución de color que supone De Blob, también sea el inicio de una revolución en la calidad de los juegos de las desarrolladoras.

Sitio web