16/4/09

GTA: La guerra, en las tiendas

Hace poco más de una semana, en la revista oficial de Nintendo en Reino Unido, uno de sus redactores lanzó una pregunta al aire: ¿ Madworld o GTA ? Dos juegazos como pocos se ven actualmente salieron en Europa el mismo día, el pasado viernes. No solo comparten calidad, sino también un estigma: el no vender como deberían. A Sega no tendría que sorprenderle que Madworld no sea un superventas. Hay una autentica teoría contrastada: la calidad de los juegos de Clover/Platinum es inversamente proporcional a sus (bajas) ventas. Los litros de hemoglobina como para satisfacer a un hospital y el toque comic a lo Frank Miller ( que más de uno piensa que es cell-shading y en blanco y negro para ahorrar trabajo ) tiran para atrás no a una madre ( la del que firma estas lineas, por ejemplo ) sino a más de un jugador habitual. Madworld no es un juego concebido para triunfar en los números, pero Chinatown Wars es otro cantar, y es que más de una vez se alega que un GTA en Wii puede ser el bombazo comercial del año. ¿ No deberia suceder lo mismo en DS, la otra consola de éxito actual ? Máxime cuando otras versiones portátiles, como Liberty City o Vice City Stories de PSP, son de los juegos más vendidos de la portátil de Sony superando la barrera de los dos millones ambos.


Tan solo una semana más tarde del lanzamiento del juego, y sin ningún titulo superventas puesto a la venta el pasado día 27, Chinatown Wars ocupa en España el puesto numero 50 ( del Top 50 ) en Game. En Amazon tienes que filtrar la lista solo a DS para encontrártelo en el puesto numero ocho. La semana pasada, según informa Gamasutra, estaba en el quinto. Aunque todo sea dicho, allí sí competía con Pokemon Platino. Pero no en Reino Unido, donde el titulo se colocó en su primera semana sexto del top ten general, y esta pasada semana cayendo al octavo puesto. Según Edge, esa primera semana vendiendo la mitad de las cifras de Vice City Stories, el ultimo GTA portátil lanzado. ¿ A qué se debe que el primer juego +18 de DS no venda como se espera en sus primeras semanas ? El cambio gráfico podría ser un motivo, pues al igual que hay prejuicios contra Madworld bien los puede haber con Chinatown con el cell-shading y su cámara isometrica, alterando así las bases del éxito de los GTA modernos. Pero no me parece motivo suficiente para que GTA haya fracasado aparentemente. Hay una cosa curiosa en los diferentes tops ventas: la aparición de Professor Layton. ¿ Y porque un juego lanzado hace meses en los mercados occidentales continua arrasando en tiendas ? Pues por publicidad. En Reino Unido desde su lanzamiento ha vendido bien, pero no sucedió lo mismo en Estados Unidos o el resto del viejo continente. Hace cosa de un mes, Nintendo bombardea con publicidad en TV, aquí en España mismo lo habréis podido ver, el juego de Level-5. Y esto se ha traducido en que es capaz de barrer a sagas tan millonarias como Pokemon, Resident Evil o Street Fighter sin problemas.

¿ Y Chinatown Wars ? Yo no he visto ni un misero anuncio en tlevisión, los anteriores GTA portátiles si los tuvieron. Tan solo tímidos anuncios web que han durado una semana a mucho estirar. Y la campaña de secretismo desde luego no le ha hecho ningún bien, porque si en algo se han caracterizado los meses previos a GTA IV, es por su larga campaña de marketing, con infinidad de videos y detalles para crear expectación. Muchos usuarios quizás prestaron algo de atención al juego a tenor de las altas puntuaciones de los medios, pero no ha cruzado la barrera de “ ah, pues al final resulta de que el GTA DS es bueno y todo” y han ido a la tienda a adquirirlo. Puede que el boca a boca logre funcionar y vaya manteniendo el tipo en las listas con el paso del tiempo, pero sí es cierto que es bastante decepcionante que un GTA más arriesgado tenga tan tímida aceptación en una consola con base de 100 millones de usuarios.

3 comentarios:

HVN dijo...

Completamente de acuerdo contigo, la publicidad es básica, sobre todo aquí en España, por dos cosas: el grueso de usuarios de DS y Wii; y el boca a boca.
Queramos que no, España es un país de Sonyers (ahora algo menos) en donde no tener la play es de pringados y el tener una consola que no sea la play, de frikis. Ahora con wii y ds, tener estas consolas es de madres, niñas pringaos y frikis. Y quitando los pringaos y frikis que son la minoría, las madres y las niñas si no es por la publicidad ni se enteran de lo que ha salido.
(entiendase frikis y pringaos como el nintendero tradicional y madres y niñas como los casual)
Por otro lado el boca a boca mueve mucho, como en la edad media (que en este país las tradiciones del cotilleo no mueren)y si alguien dice en su grupo de sonyers: "buah me he pasado el GTA IV en un dia, 15 horas seguidas tio guapisimo, habia putas y todo (dato infalible)" pues todos se lo compran. Igual con la wii: "pues yo le he comprado LA fit a mis hijos y qué bien se lo pasan, como con LA wiisports, o LA Mario", ya tenemos a todas las madres comprando esos productos que aparecen en la tele.
Así que si quieres que funcione el boca a boca pon un minimo anuncio en la tele, en horario de sobremesa, y vualá, superventas.

vid's dijo...

Es que apenas he visto que Take2 se moviese o hiciese una campaña a lo grande como ha hecho con todos los GTA habidos y por haber.
Ni tan siquiera esas ( ya miticas ) fotos en las que se ve como empapelan un edificio entero.

Puede que sea de largo recorrido y acabe vendiendo de forma aceptable, pero quien no llora no mama, y con la politica de Nintendo de secretismo hermetico hasta apenas a las semanas previas, o te das a conocer con marketing brutal o dos piedras.

Roy Ramker dijo...

A parte de la nula publicidad, la piratería ha dado un gran golpe al GTA de DS, aparte, creo la mayoría de fans de GTA lo son de las versiones en 3D, no de las antiguas o como la de este Chinatown Wars, por lo que este no llama tanto la atención. Ojo, que no hablo de la calidad del juego, hablo del apartado técnico.
Además, DS ya ha demostrado que sus juegos venden a largo recorrido, así que toca esperar, que no os extrañe que acabe vendido muy bien.