21/4/08

Preview: Ninja Gaiden: Dragon Sword



Ryo Hayabusha desenfunda su stylus para hacer frente a todo tipo de demonios y criaturas en su última entrega para Nintendo DS. Porque repartir espadazos también debe ejercitar alguna parte del córtex cerebral.


Sigue la preview en continuar




Itagaki es un pervertido, y también algo masoquista, porque sus juegos (que últimamente no son más que entregas del ninja sanguinario) son auténticos retos para los "verdaderos" jugadores, y un suplicio para el resto. Por eso, sorprende que un spin off de Ninja Gaiden para portátiles sea para DS y no para PSP, teniendo en cuenta la tendencia a simplificar la mecánica de los juegos que se vive en DS. Es posible que Itagaki lo haga por su enorme (más de 100 millones vendidas) base de consolas, o quizá porque se está volviendo un poco blando. Sea cuál sea la razón, el hecho es que en Estados Unidos lo disfrutan desde finales de marzo, en Japón hacen lo mismo con la demo del Everybody's Nintendo de Wii y aqui cataremos el juego el 12 de junio vía UbiSoft.

En Dragon Sword, recorreremos escenarios desde grutas, castillos feudales japoneses hasta templos, en 2D (exceptuando en los jefes finales). Por tanto, el movimiento es limitado en cada escenario, aunque diferente. La excusa para que Ryo vuelva a las andadas, es el secuestro de nuestra compañera Momiji por parte del Clan de las Arañas Negras, que planea revivir al Dragón Oscuro mediante unas piedras de dragón. Todo ello explicado mediante dibujos de anime, pero eso sí, sin voces.





Como no podía ser de otra forma, el juego explota las características táctiles de la consola. Se controla igual que Link en Phantom Hourglass: dónde tocamos de la pantalla, Ryo se dirige allá. Para atacar, deberemos ser más precisos en nuestro trazo, pues depende de sí dbujamos una línea hacia arriba sobre el enemigo, haremos un determinado ataque en lugar de otro. Además, podemos combinar ataques haciendo combos, o incluso usando magias dibujando su símbolo en la pantalla. Tanto las magias, como diferentes espadas, como arcos o shurikens (que sólo tendremos que tocar al enemigo para que Ryo los lance) los podemos comprar en las tiendas.
Por cierto, que el juego se controla con la DS en forma de libro: es decir, igual que en juegos como Brain Training o Hotel Dusk.

Demonios, fantasmas, dragones y demás fauna enemiga nos tocará la moral en los 13 capítulos del juego, que duran unas seis horas, algo cortito pero sin duda adrenalíticos a tope repartiendo trazos o espadazos a diestro y siniestro. Aunque si eres un maníaco de las puntos, hay ránkings online para medirte con el resto del mundo en el arte ninja. Un juego que demuestra lo bien que se puede implementar en la consola un juego complejo y dinámico, porque muestra varios enemigos en pantalla ( de hecho los jefes finales la ocupan toda) , con todo tipo de efectos si utilizamos magias, y sin resentirse la fluidez del juego en ningún momento. Sólo Phoenix Wright y Doodle Hex parecen ser las únicas buenas alternativas de futuro más a corto plazo en DS. Ahora, podemos añadir Ninja Gaiden: Dragon Sword, y seguro que a la hora de la verdad, así será.










































2 comentarios:

Big Boss 86 dijo...

Junio es el mes ninja: Ninja Gaiden 2 para 360 y Dragon Sword para DS. Dos joyazas en tan poco tiempo. La lástima es que tardaremos bastante hasta volver a ver al ninja bestia en acción.

vid's dijo...

Y no sólo el mes ninja, sinó también el mes Snake y Brawl. Junio es movidito aunque tengas un Spectrum xD