14/11/08

Preview: Fire Emblem: Dragon Shadow





Aún con Radiant Dawn fresco todavía, Nintendo amplía algo más su franquícia de rol táctico por excelencia. O más bien le da un lavado de cara, pues el primer Fire Emblem para Nintendo DS se trata del remake que dio origen a la saga.



Al igual que
Famicom Wars o Nintendo Wars, como prefiera llamarse, Fire Emblem ha estado prácticamente toda su vida relegada únicamente al mercado japonés. No es el único punto en común con la saga bélica: ambas han sido desarrolladas por Intelligent Systems y ambas fuero aún más relegadas del ciclo del éxito al tener varias entregas durante la era N64 en Super NES. Fue en 2001 cuando Nintendo decidió probar suerte con la renombrada para Occidente Advance Wars, con excelente éxito. Vista la perspectiva, ¿ por qué no arriesgarse con otras franquicias ? Y la elegida fue su hermana, Fire Emblem, con la segunda entrega para GameBoy Advance (la primera tampoco llegó a salir de Japón). Desde entonces, y aunque con los retrasos de turno, todas las entregas han ido saliendo de Japón. El éxito occidental propició que Nintendo, al igual otrea vez que Famicom Wars, le diera la oportunidad de volver a las consolas de sobremesa, con Path of Radiante y más recientemente Radiant Dawn. Ahora, Nintendo nos devuelve a los orígenes de Fire Emblem, con un remake de la primera entrega aparecida originalmente en NES por allá 1990.






Se trata de un remake, y eso indudablemente indica que algunas cosas se mantendrán del original, y muchas otras se renovarán por estar obsoletas hoy en día, como la incursión del triángulo de armas (espada, hacha y lanza), elemento ya habitual pero añadido mucho más tarde en la mecánica de juego. Técnicamente también mejora el juego, pero al igual que Dark Conflict, el mapa continúa igual de austero y simple, para bien o para mal. Sí cambian algo más las animaciones de batalla, hechas con CG’s únicamente en los personajes. Sin embargo, la historia no varía un ápice, siendo Marth el protagonista que junto a otros tantos guerreros/as, deberá reestablecer el orden en el Reino del cuál es príncipe en el exílio, Altea. Derrotar al que ha hecho volver a la vida a Medeus, el pontífice Gharnex y recuperar a su hermana secuestrada y el Reino es el objetivo de Marth y cía. La historia, que cuenta con un prólogo para hacernos con el control táctil y a modo de tutorial, está dividida en 25 capítulos, dónde recorreremos más de nueve continentes, con hasta 50 personajes clave en la historia, que según nuestra pericia en los combates por turnos, morirán o no en combate. Y una vez fallece, ay no hay vuelta atrás y se pierde por completo al personaje, añadiendo así un toque dramático, reflexivo y rejugable al juego.

Si da la casualidad que se nos muere un personaje y queremos volver atrás, lo podremos hacer con el nuevo sistema de guardado, ya sea al final de cada misión, en medio de una batalla o en puntos específicos que hay en cada mapa de combate. No es la única novedad de peso, también lo es por primera vez, el modo online. Intelligent Systems no se ha roto mucho la cabeza y ha copiado el sistema de
Dark Conflict. Eso implica que las batallas online contra desconocidos sean un despropósito, con tiempo limitado, sin chat de voz y con sólo un escenario para jugar online. Sin embargo, puedes elegir completamente tu equipo de personajes del modo historia e incluso ganar objetos y otros atributos en el modo online para usarlos en cualquier otro modo del juego. En online con amigos, sí que se permite el Chat de voz. Y siguiendo la estela del último Advance Wars, no hay un modo para intercambiar mapas, pero sí objetos y personajes: comprando en la tienda online y cediendo a tus personajes a quiñen sea, para que los use en su juego, o usar tu los de otros.








Fire Emblem: Dragon Shadow incorpora pocos cambios en la saga exceptuando el modo en línea. Un remake del original con el cuál comprenderemos la historia desde sus orígenes, y teniendo en cuenta que es un capítulo inédito en Occidente, siempre es bienvenido que se solucionen las decisiones del pasado.


















2 comentarios:

Andresito dijo...

"Fire Emblem Path - of Radiance" es mi juego favorito de Gamecube (y el que más caro me costó, todo sea dicho) y "Fire Emblem" (a secas) es mi juego favorito de Gameboy Advance. Así que este "Dragon Shadow" tiene todas las papeletas para convertirse en mi juego favorito de Nintendo DS.

Husky dijo...

Me he acabado hace nada el Sealed sword de la Advance, para estar preparado para éste :)