8/1/10

Siguen sin entenderlo

Hay quién sigue sin entenderlo. Llevamos tres años y aun cuesta que simplemente tomen la actitud de intentar comprenderlo. Dicen que DreamCast fue una consola adelantada a su tiempo, por el tema de la inclusión de la conexión en línea. Algo que en su día no era más que una rareza en consolas hoy en día es obligatorio tenerlo si quieres triunfar, Con Wii y DS sucede lo mismo. Los juegos dejan de tener su breve minuto de éxito para alargarlo durante semanas y meses. Pero hay que saber enfocarlo bien. Chinatown Wars, junto con MadWorld, se llevan el dudoso honor de ser los fracasos del 2009. Y entiendáse por fracaso cómo funcionan en el mercado, si fuera por calidad lo llamaríamos decepción. El caso de Jack Cayman ya se ha hablado demasiado, y espero que algún día Sega consiga descubrir cuál es la pieza que falló, ni ellos mismos lo saben ni yo tampoco. Pero el problema de Chinatown Wars lo detecta por nosotros. Es muy sencillo de detectar. De hecho Cammie Dunaway de Nintendo América, que de juegos no sé si sabrá pero no cualquiera llega a ser vicepresidenta de ventas y márketing de una multinacional líder,



Lo que se necesita es que campañas de márketing sigan apoyando estos títulos. […] La vieja dinámica de anunciarlos en televisión durante unas semanas y olvidarse de ellos no sirve, porque hay nuevos consumidores llegando todo el tiempo.

Si por algo el contenido descargable (DLC) está tan de moda, además de lo extremadamente rentable que resulta, es porque tu juego vuelve a ser notícia meses después de su lanzamiento. Con Chinatown Wars Take Two no falló al no hacerle una campaña progresiva, no la hizo ni siquiera breve. Hasta el juego más poco comercial de Rockstar, veáse The Warriors por ejemplo, tuvo publicidad a doble cara en primera página en medios impresos. El nuevo Red Dead tiene incluso campañas online meses antes de su lanzamiento y únicamente para anunciar un nuevo tráiler. Chinatown Wars es GTA, para una consola con más de cien millones de máquinas vendidas. Y no era raro ver comentarios foros o blogs como ' ah, pero sale ya ?'. Nadie se enteró, a nadie le importaba. Ni siquiera a las propias interesadas ( T2 y Rockstar ). Tiempo les faltó para anunciar conversiones a Iphone o PSP. Puedo entender que posiblemente muy poca gente quería un GTA de la vieja escuela después de haber probado las delícias del paso a las 3D ( y 'fracasos' como Animal Crossing Let's Go to the City demuestran que no siempre se pueden imponer un producto al público ), pero no comprendo como una versión a destiempo, de un juego fracasado, en una plataforma aún más asaltada por la piratería que DS, pueda tener semejante despliegue de medios en publicidad. Estoy hablando de la versión para PSP de Chinatown Wars. Los medios no se han interesado por ella, pero no eso no es imprescindible para que la gente se entere que esta versión existe. En noviembre los metros de la ciudad Condal estaban empapelados con la china fatal del juego. Incluso el prensa generalista he llegado a ver publicidad a página completa y a todo color del juego.

Desde T2 se decía que el rendimiento de GTA DS podría determinar el futuro de su apoyo a consolas de Nintendo. No sé si sería cierto o no, pero no han tenido mejor excusa para hacerlo, visto que tras Table Tennis, Bully y las nuevas versiones ( ignoradas ) de NHL 2K y NBA 2K, Take Two no parece muy por la labor. Tampoco Riccitiello, jefazo de EA. Él también sigue sin entenderlo, y como el resto de la manada de third parties se lame las heridas y culpa a Nintendo de la falta de apoyo. No sólo eso, ahora se atreve a pronosticar que si no innova y vuelve a bajar el precio, 360 y PS3 se la comerán en 2010. Pero el amigo John se delata: no considera Wii competencia de la actual generación, sino de la pasada. Si pide que Nintendo baje el precio a 150 $ es para poder comerle mercado al viejo dinosaurio que es PS2. Tronchante. Lástima que con la crisis sólo despidan a simples currantes y no a gerifaltes, porque estos siguen sin entenderlo.

Fotografía: Getty Images